Patrimonio

Finalizan las obras exteriores en Santo Domingo con la ayuda de ‘The Crown’

  • La serie de Netflix fue determinante para culminar la fachada lateral del convento dominico

Fachada exterior del convento de Santo Domingo. Fachada exterior del convento de Santo Domingo.

Fachada exterior del convento de Santo Domingo. / Vanesa Lobo (Jerez de la Frontera)

En la jornada de ayer viernes se pudo ver en la zona de Cristina la retirada de los altos andamios que durante tres meses han tapado la fachada lateral del antiguo convento de Santo Domingo. Unas estructuras que acabarán de desmontarse el próximo lunes tras las labores de limpieza y reconstrucción llevadas a cabo en la zona exterior.

La intervención formaba parte de la segunda fase de las obras de reformas que se están llevando a cabo en el cenobio dominico tras la apuesta clara de la provincia de Hispania –delimitación geográfica de la administración y gobierno de la orden– por reforzar esta comunidad de religiosos con frailes jóvenes y con fuerzas renovadas.

El prior de la comunidad, el sacerdote fray Juan Carlos González del Cerro, comenta que “ha sido la culminación de un capítulo muy importante para el convento como era la fachada lateral”. Se trata del tramo que se inicia en la plaza Aladro y que finaliza justamente en la zona donde esta situado el azulejo de la Virgen del Rocío.

La primera fase que se desarrolló en el año 2017, estuvo centrada en la nueva iluminación eléctrica de la iglesia conventual y las obras de la bóveda de la capilla del Rosario. Tras el paso del rodaje de la serie 'The Crown' el pasado mes de octubre, se iniciaba esta segunda etapa de las obras de remozamiento que se centraban en la fachada. Justo en la zona donde se rodaron algunas de las escenas de la conocida serie de Netflix. El padre González del Cerro comenta al respeto que “ha ayudado bastante el paso del rodaje para poder acometer estas obras, pero no lo ha sido todo”. En este sentido, el religioso prosigue aclarando que “tendremos que seguir pidiendo la ayuda de todos para proseguir con una tercera fase”. Un capítulo que se abrirá pronto y que poco tendrá que ver con la trama de la serie televisiva. Se tratará de acometer la parte más privada del convento: la zona de la clausura donde se encuentran las celdas de los frailes necesita de una urgente reforma. “Estamos en un tiempo de descanso y reflexión tras unos meses de mucho esfuerzo para llevar a cabo todo lo que se ha culminado. Pero proseguiremos con lo que nos resta para dejar todo el edificio con garantías de habitabilidad durante unos siglos más”, concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios