Coronavirus en Jerez El Ayuntamiento inicia la devolución a los hosteleros de la tasa de veladores

  • Prevé completar este mes la liquidación de las 200 licencias que hay en Jerez

  • A la exención por el cierre durante el confinamiento se unen las bonificaciones por las restricciones del covid

Un policía local junto a una terraza antes del actual cierre de la actividad no esencial en Jerez. Un policía local junto a una terraza antes del actual cierre de la actividad no esencial en Jerez.

Un policía local junto a una terraza antes del actual cierre de la actividad no esencial en Jerez.

La hostelería, en horas muy bajas por el duro castigo que está infligiendo al sector la pandemia, recibe un balón de oxígeno. El Ayuntamiento ha comenzado a devolver a los propietarios de establecimientos hosteleros el importe de la tasa de veladores por los dos meses de confinamiento, periodo en el que no pudieron explotar las terrazas por el cierre de la actividad no esencial decretado por el Gobierno a mediados de marzo en el marco del estado de alarma.  

El teniente de alcaldesa de Urbanismo, José Antonio Díaz, ha firmado esta semana las primeras devoluciones, compromiso que adquirió el gobierno local y que fue ratificado por unanimidad en el pleno municipal del pasado mes de junio.

El acuerdo para la modificación de las ordenanzas fiscales de veladores, puestos del mercado de abastos y mercadillos ambulantes aprobado por la Corporación jerezana contempla en el caso de los hosteleros la exención total por el tiempo que no pudieron ejercer la actividad así como la bonificación por las limitaciones tanto del horario de cierre –adelanto a las 22 horas, a las 18 horas...– como del número de veladores a la mitad para garantizar el distanciamiento social. 

Tanto la exención como la bonificación se aplican a año vencido al tratarse de una tasa anual y en la que concurren casuísticas muy dispares, ya que la licencia se adapta a distintas franjas horarias y épocas el año, explica el teniente de alcaldesa de Urbanismo, José Antonio Díaz, quien asegura que sería imposible hacer una liquidación todos los meses para satisfacer las devoluciones. Con la bonificación ocurre tanto de lo mismo, por lo que se aplica directamente en forma de descuento en la tasa de 2021.

El responsable municipal cree que este mismo mes se completará la revisión de todas las licencias de veladores del municipio, donde hay del orden de 200, para proceder a su liquidación. De momento, detalla Díaz, “hemos empezado a devolver las más sencillas y que no tienen tanto peluseo como otras, pero vamos a devolver los días que no se tuvo actividad y a compensar aquellos otros en los que no se ha podido trabajar con normalidad, por ejemplo los días que se cierra a las seis de la tarde tienen bonificación, ya que se han tenido en cuenta todas las restricciones que afectan a la licencia”.

José Antonio Díaz afirma que “se han tenido en cuenta todas las restricciones que afectan a la licencia”

El edil socialista no puede precisar el número exacto de liquidaciones ya realizadas, pero recuerda algún caso excepcional como el de un hostelero que acreditó haberse dado de baja como autónomo poco después del confinamiento al que se le han devuelto todos los meses desde que cerró el negocio.

En cuanto al procedimiento, los propietarios de establecimientos hosteleros no tienen que hacer ningún trámite para solicitar la devolución, el proceso es automático, si bien Díaz insiste en la complejidad a la que se enfrentan los técnicos de Urbanismo para hacer los cálculos, porque “cada licencia es un mundo y hay que mirarlas una a una”.

Huelga decir que las devoluciones o bonificaciones correspondientes al presente año, caso del actual cierre de la actividad no esencial en Jerez debido a elevada tasa de incidencia del covid, aunque en los últimos días se ha logrado volver a bajar de los 1.000 casos por cada 100.000 habitantes establecidos como el límite para la reapertura de los negocios, se liquidará en el ejercicio siguiente, es decir, en 2022.

El teniente de alcaldesa de Urbanismo asegura que “el esfuerzo merece la pena porque la hostelería es, junto al turismo, el sector más castigado por la pandemia y tenemos que empujar entre todos para ayudar a que remonten”. 

En este sentido, Díaz recuerda que el Ayuntamiento está haciendo lo posible dentro de la legalidad, que no le permite tocar impuestos como el IBI o el IAE, pero sí modificar las tasas, al tiempo que considera que la Junta de Andalucía debería reorientar sus ayudas, ya que “apenas han llegado al 10% de los autónomos”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios