coronavirus

La contratación marca su mínimo histórico en Jerez por la pandemia

  • La contratación se desploma un 31% en 2020 tras una merma de un centenar de altas laborales al día

  • Los servicios, que aglutina a hosteleria y turismo, sufren el mayor descalabro

La calle Larga repleta de gente en los últimos días del año por las compras de Navidad.

La calle Larga repleta de gente en los últimos días del año por las compras de Navidad. / Pascual

Las consecuencias económicas y para el empleo del coronavirus y sus restricciones no han hecho más que empezar. Las previsiones más optimistas apuntan a un impacto muy superior que el de la anterior crisis financiera, cuyos efectos se prolongaron durante seis largos años hasta el inicio de la recuperación. Con la tercera ola del covid en pleno auge, es difícil precisar hasta cuando se extenderá el tsunami económico de la crisis sanitaria, que de momento asola los datos del desempleo y la contratación en Jerez, los primeros con 5.600 parados más en el último año tras un repunte interanual del 20%; los segundos, con 38.000 contratos menos en el conjunto del año y una caída del 31% respecto a 2019, similar a la bajada interanual –de diciembre a diciembre–, que se sitúa en el 30,6% con 3.100 contratos menos.

Los ERTE han contribuido a frenar o a demorar los despidos, no así el descenso de la contratación, que al cierre del año arroja poco más de 84.000 altas laborales, el mínimo en el municipio jerezano desde que existe la serie histórica, por debajo incluso del suelo de cerca de 84.800 establecido en la resaca de la crisis financiera en 2012.

El desplome se traduce en un centenar menos de contratos al día, desde los 334 que promedió el ejercicio de 2019 a los 230 pelados del último año, en el que los servicios en su calidad de macrosector que aglutina a las actividades más castigadas por el coronavirus y sus restricciones, en concreto el turismo, la hostelería y el comercio, se lleva la palma con una caída acumula de cerca del 37% y 32.000 contrataciones menos en su particular registro.

La industria también sufre el severo castigo del covid, que en su caso supone un descenso del 31,5%, si bien en números redondos apenas representan 2.450 altas laborales menos que el año anterior.

La agricultura y la construcción salen mejor paradas del derrumbe generalizado en el acumulado del último año, que cierran con 2.700 y 450 contratos menos respectivamente, lo que equivale a sendos descensos del 15 y el 4,5% respecto a sus resultados de 2019.

La variación interanual hace estragos en el sector de las chimeneas, en el que los contratos bajan un 50% con 168 altas menos, seguido de los servicios, que se deja 2.838 contrataciones en números redondos y el 34% en términos relativos.

El sector agrícola, por su parte, cierra diciembre con 178 contratos menos que en el mismo mes de 2019 tras un retroceso del 11,3%, y la construcción rompe los esquemas con un aumento interanual del 16,2% y 77 altas laborales más.

La pandemia sacude con especial virulencia a la contratación temporal, que se deja un 37,7% en todo el año, que salda con algo menos de 72.700 altas y 42.000 menos que las alcanzadas en el ejercicio anterior. Los contratos indefinidos tampoco se libran del desplome, ya que saldan 2020 con una bajada del 26,4% y del orden de 4.000 altas frente a las 5.200 registradas un año antes.

En 2012, el suelo hasta ahora de la contratación anual, se registraron 800 altas más en el conjunto del año

En diciembre se computaron 259 contratos indefinidos y medio centenar menos que los alcanzados por el mismo mes del año anterior, con lo que el descenso interanual se sitúa en el 16%, casi la mitad que la caída de los temporales (-31.1%), que cierran diciembre con 6.766 altas y tres mil menos que las registradas en el último mes de 2019.

Los hombres firmaron en todo 2020 cerca de 49.000 contratos, unos 13.000 más que los suscritos por mujeres, si bien la caída entre los primeros ronda el 30% tras la pérdida de 21.000 altas, mientras que el descenso en las segundas supera el 32%, aunque con 12.500 contrataciones menos en su registro anual.

La comparativa interanual en función del género arroja un descenso del 29,4% en los hombres con 1.600 contratos menos y 3.943 en su total de diciembre, mientras que las mujeres se quedan en poco más de tres mil contrataciones en diciembre tras una caída interanual de 1.500, que en su caso se traduce en un desplome del 32%.

Eso sí, en diciembre se rebasaron los siete mil contratos tras un aumento intermensual de 282 (+4,6%), claro que diciembre suele ser un buen mes para el empleo por el tirón de la Navidad jerezana y las zambombas, que este año han brillado por su ausencia.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios