Coronavirus en Jerez El Tanatorio de Jerez recibe un fallecido diario por Covid

  • La instalación gestiona sin problemas la mortalidad propia del invierno y la añadida por la pandemia

Imagen del depósito frigorífico que se instaló en el perímetro del edificio del Tanatorio de Jerez. Imagen del depósito frigorífico que se instaló en el perímetro del edificio del Tanatorio de Jerez.

Imagen del depósito frigorífico que se instaló en el perímetro del edificio del Tanatorio de Jerez. / Manuel Aranda

El Tanatorio de Jerez (Tajesa) está atendiendo sin problemas de ningún tipo la morbilidad que está acompañando a la pandemia por coronavirus, la cual, indicaron fuentes de este servicio esencial, viene a dejar un fallecido diario como consecuencia de la Covid-19.

A todo ello se une la mortalidad propia de los meses de invierno, fecha en las que desgraciadamente se intensifican determinadas patologías, especialmente las respiratorias, que provocan gran cantidad de fallecimientos entre personas de edad avanzada.

A pesar de que la pandemia ha adquirido niveles realmente preocupantes en Jerez ésta, al menos de momento, no está conllevando una gran cantidad de muertes. Valga recordar que durante la primera ola, que en Jerez fue bastante leve, el Tanatorio de Jerez debió instalar containers frigoríficos en el aparcamiento para refrigerar los cadáveres procedentes de otras comunidades (especialmente de la Comunidad de Madrid) a los que se incineraba en Jerez para posteriormente trasladar las cenizas a los familiares. 

En aquellos momentos hasta sesenta personas fallecidas en Madrid fueron incineradas en las instalaciones del Tanatorio de Jerez en el mes de abril del año pasado. En total, las instalaciones jerezanas, ubicadas en la antigua circunvalación de Jerez y con rápida conexión con la autovía A-4 Cádiz-Madrid, recibieron tres camiones frigoríficos con fallecidos hasta finales de marzo de 2020.

Los cuerpos tuvieron que ser incinerados en otras localidades al no poder hacerse cargo de dicha labor los crematorios existente en la comunidad de Madrid que, tristemente, no dieron abasto ante tal avalancha de defunciones. 

Buena prueba de que "el trabajo se está asumiendo a la perfección es que ni siquiera hay una lista de espera, llamémosle así, para poder dar horas para las incineraciones", destacaron a este medio fuentes del Tanatorio de Jerez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios