Jerez

Los dentistas reivindican la atención al paciente frente al ‘nuevo’ modelo comercial

  • El presidente del Colegio de Dentistas de Cádiz llama a regular con más celo los ‘nuevos’ modelos de clínicas y a persistir en la lucha contra el intrusismo

Celebración de los dentistas, este sábado, en el Museo del Enganche de la Escuela Ecuestre. Celebración de los dentistas, este sábado, en el Museo del Enganche de la Escuela Ecuestre.

Celebración de los dentistas, este sábado, en el Museo del Enganche de la Escuela Ecuestre. / Vanesa Lobo

El Museo del Enganche de Jerez fue el lugar elegido por el Colegio de Dentistas de Cádiz para celebrar este sábado la Festividad de su Patrona, Santa Apolonia. El evento, al que acudieron más de 400 personas, comenzó con la recepción por parte del presidente de la institución, el doctor Ángel Carrero, a las autoridades e invitados.

En este sentido se contó con la presencia del presidente del Consejo General de Dentistas de España, el doctor Óscar Castro Reino –entre los homenajeados en el acto–, la delegada territorial de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Isabel Paredes; el vicepresidente del Consejo Andaluz de Dentistas, Víctor Núñez Rubio; y el presidente de Honor del Colegio de Dentistas de Cádiz, el doctor Ángel Rodríguez Brioso, que también recibió su homenaje.

Tras la misa por la patrona de la profesión Santa Apolonia, el secretario del Colegio Oficial de Dentistas de Cádiz, el doctor Diego Rodríguez Menacho, procedió a la entrega de insignias y diplomas a nuevos colegiados, colegiados honoríficos y Colegiado de Honor. En este caso y tal como informó semanas atrás el Colegio de Dentistas, fue nombrado Colegiado de Honor en Cádiz el presidente del Consejo General de Odontólogos y Estomatólogos de España, Óscar Castro Reino.

Carrero habló de Castro Reino y subrayó: “Amigo leal y hombre de palabra. Nos conocimos hace años en Madrid, siendo presidente de del Colegio de Dentistas de Murcia y formando parte del ejecutivo del Consejo General de Dentistas. Ya apuntaba maneras, maneras de torería para lidiar con los problemas de la profesión, con valor, insistencia y tenacidad, haciendo gala de su don de gentes y saber estar negociando hábilmente con quien hiciera falta, fuera del color político que fuera por el bien de la odontología española”.

“Considerando sus méritos profesionales, su entrega al servicio de nuestra profesión, su dedicación, compromiso y labor, realizada en pro y defensa de la odontología española y por su estrecha vinculación y empatía con el Colegio de Dentistas de Cádiz, haciéndolo participe en la persona de su presidente, del patronato de la Fundación Dental Española y de la Comisión Nacional de Intrusismo. Por unanimidad de la Junta de Gobierno se le concede el título de colegiado de Honor del Ilustre Colegio Oficial de Dentistas de Cádiz. Óscar, sabes que en Cádiz tienes un colegio amigo dispuesto a colaborar con el Consejo General en defensa de la profesión”, remarcó Carrero.

A posteriori tuvo lugar el nombramiento del anterior presidente de la entidad, Ángel Rodríguez Brioso, como presidente de Honor del Colegio de Dentistas de Cádiz. Sobre él, Carrero dijo lo siguiente: “Incansable luchador por la profesión, ha llevado al Colegio de Dentistas de Cádiz a ser referencia a nivel nacional en la lucha contra el intrusismo. Ángel gracias por tus años de entrega, por tu desinteresado trabajo, por situar al Colegio de Cádiz al máximo nivel de reconocimiento, y por haber sabido transmitirnos el orgullo de ser colegiados del Colegio de Dentistas de Cádiz”.

En junta de gobierno celebrada el pasado año, acordaron solicitar a la Real Academia de Medicina y Cirugía de Cádiz el cambio de denominación del premio que convoca anualmente dicha corporación, así como el incremento de su dotación. La nueva redacción, ya aceptada por la Real Academia es: ‘Premio Doctor Ángel Rodríguez Brioso’, patrocinado por el Ilustre Colegio Oficial de Dentistas de Cádiz, y su tema: ‘Trabajo de investigación en odontología’.

En su discurso, el presidente del Colegio de Dentistas de Cádiz se centró en dos cuestiones de gran actualidad y vital importancia para la profesión. Por un lado, recalcó el valor del profesional de siempre frente al nuevo modelo de “macroclínica” tan habitual hoy día, incidiendo que al paciente debe vérsele y tratársele como tal y no como un cliente. Es por eso que también lanzó una dura crítica a ese modelo de negocio que prolifera actualmente y que destaca por la búsqueda del impacto publicitario.

Carrero enfatizó que desde el Colegio de Cádiz respetan toda práctica de la profesión siempre y cuando se realice desde la ética y los valores deontológicos y bajo el cumplimiento de la legalidad. Y concretó que en caso de las clínicas dentales, debe modificarse la Ley de Sociedades Profesionales para que estos establecimientos sean dirigidos en su mayoría por dentistas. Y también solicitó una mayor regulación de la publicidad no orientada al consumo de servicios sino a la promoción de la salud bucodental.

La segunda cuestión, como no podía ser de otro modo, fue el intrusismo, uno de los caballos de batalla del Colegio de Cádiz y que a juicio de la institución debe regularse con más precisión para delimitar los trabajos que otros colectivos profesionales asumen cuando deberían estar realizados o supervisados por un dentista. En este sentido, el doctor Carrero enfatizó el compromiso del colegio con la lucha y persecución contra el intrusismo, sobre todo para que no se produzcan casos en los que la sanción venga cuando ya se haya efectuado el daño al paciente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios