Carreras ilegales en Jerez

La Policía envía medios aéreos para reforzar la vigilancia de las carreras ilegales

  • Incorpora drones y helicópteros al dispositivo de vigilancia que ayudaran a identificar los participantes

  • El delegado municipal de Seguridad dice que es "una guerra abierta y habrá consecuencias" una vez concluya la investigación de las imágenes captadas por medios propios y las difundidas en redes.

  • Las carreras ilegales de motos en la zona sur de Jerez se desmadran

Imagen de un dron de la Policía Nacional

Imagen de un dron de la Policía Nacional

El dispositivo de vigilancia por la proliferación de las carreras ilegales en la zona sur de Jerez de la Frontera, conductas temerarias que se vienen registrando desde finales de febrero, contará con medios aéreos para hacer frente a una práctica extendida en la ciudad en fechas próximas a la celebración del Gran Premio de España de Motociclismo.

Tras el episodio registrado este jueves por la noche, el de mayor afluencia hasta la fecha tanto de motoristas temerarios como del público joven que acude a estas exhibiciones, el delegado municipal de Seguridad, Rubén Pérez, ha anunciado el refuerzo de la vigilancia a partir de hoy con la incorporación de drones y helicópteros del Cuerpo Nacional de Policía que ayudarán a identificar a los participantes para aplicar las sanciones correspondientes.

En declaraciones a Diario de Jerez, Pérez ha asegurado que se trata de "una guerra abierta y habrá consecuencias", al tiempo que ha confirmado que, al margen de la incautación de vehículos y detenciones practicadas en intervenciones policiales como la desarrollada anoche, los efectivos de los cuerpos de seguridad están investigando las imágenes de las cámaras instaladas en la zona y las difundidas por redes sociales, a las que se unirán las que aporten los medios aéreos propios, para actuar en consecuencia.

Según el responsable municipal de Seguridad, el Ayuntamiento de Jerez instaló hace dos semanas las cámaras de vigilancia en la zona ante el adelanto de estas conductas temerarias, que este año se han anticipado dos meses a la celebración del Mundial de Motos en el Circuito de Jerez y no una semana, como era habitual.

El gobierno local ha adoptado otra serie de medidas complementarias de carácter disuasorio, en concreto la instalación de reductores de velocidad (badenes), si bien Pérez ha subrayado las limitaciones de la respuesta policial frente a este tipo de "convocatorias organizadas" y detrás de las que hay “exhibicionistas” que persiguen la mayor difusión posible de estas prácticas en redes sociales.

En este sentido, ha explicado, las medidas adoptadas tienen un carácter pasivo más que disuasorio, "porque tampoco vamos a perseguirlos para que haya un accidente y sea peor", si bien ha insistido en que la investigación iniciada dará sus frutos y "habrá una respuesta contundente".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios