Jerez

Jerez y sus historias paranormales

  • El Palacio Garvey, la Biblioteca Municipal, la sede de Onda Jerez y el Teatro Villamarta son otros de los enclaves de la ciudad en los que han sucedido fenómenos extraños

El Palacio de Garvey en el Mamelón. El Palacio de Garvey en el Mamelón.

El Palacio de Garvey en el Mamelón. / Miguel Ángel González

Como en toda ciudad con cierta historia, Jerez cuenta con un sinfín de mitos y leyendas en torno a determinadas edificaciones. En algunos casos, el mismo pueblo ha sido el encargado de insertar dentro de la sociedad historias paranormales de muchos de ellos, y en otros, han sido los mismos protagonistas de estas experiencias los que han contado, en un pequeño círculo, estos sucesos, que luego han trascendido a otros niveles.

Sea como fuere, lo cierto es que la visita del programa Cuarto Milenio, que dirige Iker Jiménez, a Jerez para ahondar en los fenómenos paranormales del Palacio de la Condesa de Casares, nos sirve para descubrir otras historias en las que lo paranormal ha sido la nota común.

A lo largo y ancho de la ciudad encontraremos enclaves en los que de alguna u otra forma han acontecido situaciones similares. Uno de ellos lo situamos en pleno centro, concretamente en la Plaza del Mamelón. Hablamos del Palacio Garvey, una edificación actualmente en desuso pero que hasta hace unos años albergó dependencias municipales, primero la delegación de Juventud y posteriormente a la Escuela de Música. 

La biblioteca municipal también cuenta con sus fenómenos extraños. La biblioteca municipal también cuenta con sus fenómenos extraños.

La biblioteca municipal también cuenta con sus fenómenos extraños.

Por su interior, según apuntan algunos de estos operarios municipales que han trabajado allí durante años, ha habido más de un fenómeno paranormal, es decir, ventanas que se abren y cierran, ruidos y situaciones extrañas. Es más, en algunos casos se ha podido a ver a una niña pequeña. 

Curiosamente, la presencia de una niña de corta edad es similar en otros espacios de la ciudad en los que han ocurrido fenómenos paranormales.  

Otro de los espacios en los que la presencia de 'fantasmas' ha supuesto una experiencia desagradable para algunas personas es el actual edificio que alberga Onda Jerez. En él, según cuentan muchos de sus empleados, se aparece también una pequeña niña, cuya presencia lumínica suele ir acompañada de ruidos extraños. 

El edificio de la calle Caballeros colinda con un antiguo colegio María Auxiliadora de la calle Pedro Alonso que funcionó desde el siglo XIX hasta bien entrado el siglo pasado. Es este colegio el origen, según algunos trabajadores de Onda Jerez, de este suceso paranormal.

También han ocurrido 'situaciones extrañas' es la Biblioteca central. Cuentan que en el vetusto edificio, que con anterioridad fue sede del Banco de España, se deja ver en ocasiones un señor de avanzada edad vestido con indumentaria militar y una niña que va de blanco, con una especie de vestido de comunión. 

Testigos presenciales de estos sucesos hablan incluso de que el varón tiene especial mal genio, mientras que la niña apenas se limita a intentar jugar.   

Una imagen del Teatro Villamarta. Una imagen del Teatro Villamarta.

Una imagen del Teatro Villamarta. / Pascual

A pocos metros de allí, en el Teatro Villamarta, también han sucedido fenómenos paranormales. En este lugar, suele aparecer, según algunos trabajadores, una mujer joven, al margen de escucharse toda una serie de ruidos. No es la única presencia, pues según cuentan algún que otro técnico de compañías externas que ha trabajado en el teatro, también ha sido testigo de situaciones fuera de lo normal. No hay que olvidar que el coliseo jerezano fue convento y hospital antes de teatro. 

En otros puntos de Jerez también se hace referencia a la aparición de este tipo de fenómenos. Uno de ellos es la sede de Radio Jerez, donde algunos empleados hablan de ruidos bruscos e incluso de escuchar sonar alguna que otra tecla del piano que existe en la casa. Presencias extrañas también se han divisado en la librería Zocar, cuyo propietario, Florencio Ríos 'Chencho' ha sido testigo de varias situaciones "inexplicables". En el negocio, que está situado en la Plaza Vargas sobre una antigua posada, se ha visto a un hombre vestido de negro en más de una ocasión.     

La hemeroteca

Rebuscando en la hemeroteca encontramos otra serie de acontecimientos de esta índole ocurridas en Jerez. Una de ellas sucede en otro punto emblemático de la ciudad, el Recreo de las Cadenas. Allí, a principios de la década de los 90, fue popular la aparición de un fantasma, al que según decían, deambulaba de noche por el palacio del Duque de Abrantes con una especie de candil. 

Pero sin lugar a dudas, si ha habido un caso peculiar en Jerez en las últimas décadas en la ciudad fue el ocurrido el 9 de septiembre de 1984. En aquella madrugada, en la Venta Luisa, a tres kilómetros de Jerez por la carretera de El Calvario, dormía una familia, una pareja, su hija y una prima de ésta. Alrededor de las 2,30 de la madrugada, Luisa, la propietaria, se levanta y comprueba que caen pequeñas piedras al interior de la vivienda a través de una ventana. Al mismo tiempo, otras piedras de mayor tamaño golpeaban fuertemente la techumbre de uralita. Ni siquiera el perro ladra, simplemente se retira despavorido en busca de refugio con el rabo entre las piernas.            

Convencidos de que se trataba de una broma, la familia sale de la casa provista de palos, recorren los alrededores, miran minuciosamente con linternas por todos lados y no encuentran a nadie.

La Venta Luisa de la carretera del Calvario. La Venta Luisa de la carretera del Calvario.

La Venta Luisa de la carretera del Calvario. / Archivo

La historia se repitió durante las dos noches posteriores, por lo que la familia buscó una explicación a lo ocurrido, sin encontrar nada. Así siguió sucediendo varias noches más, y a la lluvia de piedras la antecedían tres golpes en la puerta. Eso sí, comprobaron que las piedras, ni producían heridas al golpear ni rompían absolutamente nada. 

En pleno desconcierto, la familia decide el 14 de septiembre presentarse en la comisaría que tras analizar con detenimiento todo lo ocurrido durante varios días presenta un informe argumentando que se trataba de un fenómeno denominado litotelergia o paralitogénesis, una de las manifestaciones de poltergeist que, en opinión de los investigadores, es típica y frecuente. 

La noticia atrajo a especialistas e investigadores como el caso de Juan José Benítez, que tras un estudio concluyó que podría darse la denominada litotelergia provocada de manera inconsciente por alguna de las jóvenes que vivían en la casa.          

   

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios