Sucesos

El SAS admite a trámite la reclamación por la embarazada muerta en Jerez

  • Acepta la denuncia de la familia por las presuntas negligencias médicas que rodearon el caso

Antonio, hermano de Sonia, muestra dos fotografías de ella en el domicilio donde falleció. Antonio, hermano de Sonia, muestra dos fotografías de ella en el domicilio donde falleció.

Antonio, hermano de Sonia, muestra dos fotografías de ella en el domicilio donde falleció. / Pascual

El Servicio Andaluz de Salud ha admitido a trámite la reclamación administrativa por la presunta negligencia médica que acabó con la vida de Sonia Venegas Gallardo, así como con la de la hija que esperaba, cuyo embarazo se hallaba prácticamente a término.

La fallecida había acudido al hospital de Jerez en multitud de ocasiones los días previos a su muerte, siendo enviada de vuelta a casa a las pocas horas e incluso a los pocos minutos desde su llegada, algo que la familia siempre criticó.

Según se destaca desde el despacho de abogados de Eduardo Bárcena, “la omisión de pruebas y la falta de diligencia asistencial provocaron el fallecimiento repentino de madre y de la hija que llevaba en su seno, que tuvo lugar en su propio domicilio a escasas horas de regresar de la última visita a los servicios de urgencias hospitalarias”.

Como se recordará, estos hechos fueron denunciados ante la autoridad judicial. Acto seguido se abrieron vías de carácter administrativo para obtener justicia.

Los abogados de la familia de las fallecidas se encuentran en estos momentos a la espera de que el Servicio Andaluz de Salud resuelva la reclamación presentada, manifestando el deseo de que “dicha resolución reconozca la negligencia médica causada e indemnice a los familiares por la pérdida de sus seres queridos, sin que sea preciso acudir a la vía judicial y demorar innecesariamente esta situación”.

Como se recordará, este caso tuvo lugar en el mes de julio del año pasado cuando de forma repentina se derrumbó en su domicilio, ubicado en la barriadas del Olivar de Rivero, y la mujer fallecida. Perdió la vida y junto a ella su hija nonata.

La madre fue enterrada y su hija lo fue meses más tarde ante la indignación de la familia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios