Jerez

Los empleados de Linesur mantienen el servicio en las pedanías

  • Un pago del Ayuntamiento evita la movilización en el transporte público rural

Los trabajadores de Linesur, concesionaria que cubre el servicio de autobuses en pedanías y barriadas rurales, decidieron ayer paralizar toda movilización tras conocer que el Ayuntamiento realizó un pago a la empresa para que ésta haga frente a parte de las nóminas atrasadas. El presidente del comité, Alejandro Gómez, confirmó que la dirección de Linesur le trasladó la intención de pagar en los próximos días el mes de septiembre y los atrasos. Gómez recordó que la semana pasada "le dijimos a la empresa que si no era ella la que se imponía en este asunto, seríamos nosotros los que cortáramos el servicio en las pedanías".

La situación era tan límite que si el Ayuntamiento no hubiera conseguido el préstamo, "para este miércoles no habría gasoil, vamos, que se quedarían todos los autobuses parados", señaló Gómez. El comité remarcó que la empresa "siempre ha hecho todo lo posible por salir adelante, al igual que el Ayuntamiento que está dando la cara, aunque el patio está mal para todos". "Hemos aguantado mucho, pero ¿qué íbamos a hacer? ¿Ponernos en huelga? Casi todas las concesionarias estaban con problemas. Vamos, que no íbamos a cobrar antes", señaló Gómez. Aunque la situación se ha normalizado por ahora, el comité avisó que "si el gobierno local no nos ayuda, en un futuro las pedanías se quedarán sin servicio".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios