Empleo

Jerez recupera algo más de 4.500 afiliados desde el inicio de la pandemia

  • La creación en mayo de cerca de un millar de empleos impulsa por encima de la barrera de 61.000 la afiliación a la Seguridad Social

  • Es el segundo mayor registro en lo que va de crisis sanitaria

Trabajadores de la construcción junto a un andamio en una obra de un edificio.

Trabajadores de la construcción junto a un andamio en una obra de un edificio. / Miguel Ángel González

La actividad económica es el mejor termómetro para medir el impacto del coronavirus en una ciudad que empezaba a alcanzar la velocidad crucero tras una lenta y prolongada recuperación de la anterior crisis económica cuando sobrevino la pandemia. La evolución de la afiliación a la Seguridad Social, de los pocos datos estadísticos disponibles para observar la evolución de la economía en el ámbito local –aunque limitado, ya que la Administración pública únicamente facilita el dato correspondiente al último día de cada mes– permite, hasta cierto punto, hacer una proyección de la situación real en grandes municipios como Jerez, que poco a poco recupera el pulso en el camino hacia la nueva normalidad.

En plena desescalada, que se asienta sobre el avance de la campaña de vacunación –en la provincia ya hay más de un millón de vacunados con al menos una dosis y cerca de 670.000 con la pauta completa–, el levantamiento paulatino de las restricciones encuentra respuesta en la reactivación de la economía y el empleo, aunque interrumpida en ocasiones por los coletazos del Covid y sus variantes. En el caso de Jerez, en mayo, cuando aún regía el nivel 2 de alerta –el paso al nivel 1 se produjo en el presente mes de junio–, esta situación se refleja en el aumento de casi un millar de afiliados (+1,6%), que eleva el total del municipio hasta los 61.230.

La ciudad vuelve a superar la barrera de 61.000 trabajadores con alta en la Seguridad Social siete meses después (la última vez fue en octubre del año pasado, con 61.500 tras la primera desescalada) y acumula 2.589 afiliados más en el último año (+4,4%). Cabe recordar que en el último mes de mayo antes de la pandemia, en 2019, se rozaron los 62.000 cotizantes, es decir, unos ochocientos más que los actuales.

Hay motivos para ser optimistas –crucemos los dedos, pues la pandemia ha demostrado que en cualquier momento pueden cambiar las tornas–, pues se han recuperado unos 4.500 cotizantes desde el inicio de la crisis sanitaria, que allá por marzo de 2020 hizo retroceder la afiliación a niveles de principios de 2017.

En 15 meses de pandemia la evolución ha sido muy dispar. El comienzo fue desolador, ya que la declaración del estado de alarma y el confinamiento de la población a mediados de marzo provocaron la pérdida de seis mil afiliados, estableciéndose el mínimo en lo que va de pandemia con 56.661 afiliados.

Al desplome inicial siguió un periodo de cuatro meses de corrección, en el que se recuperaron 3.400 de los seis mil afiliados perdidos con la crisis sanitaria, hasta volver a rebasar en julio los 60.000 cotizantes.

Tras el bache de agosto, que dejó una caída de un centenar de afiliados, llegaron otros dos meses de subida en los que se recuperaron otros 1.500 cotizantes, hasta superar en octubre los 61.500 que figuran como el máximo en lo que va de pandemia, ligeramente por encima del dato actual.

El invierno, azotado por la tercera ola del coronavirus, volvió a hundir la afiliación a la Seguridad Social, lo que se tradujo en un desplome de 2.200 afiliados. Los trabajadores con alta en el sistema retrocedieron entonces hasta los 59.285 registrados en enero de este año.

Tras dos meses con ligeras variaciones, la llegada de la primavera y el inicio de la relajación de las restricciones tras la tercera ola dio un nuevo empuje a la afiliación con la recuperación entre abril y mayo de dos mil afiliados, que elevan los trabajadores con alta hasta los 61.230 actuales.

En resumen, la creación de cerca de un millar de empleos en mayo impulsa nuevamente la afiliación en Jerez por encima de la barrera de 61.000 cotizantes, unos 4.500 más que los computados tras el estallido de la pandemia y unos 2.600 más que los registrados en mayo de 2019, en pleno confinamiento.

Con todo, el dato actual dista en unos 1.500 afiliados de la cifra alcanzada en la ciudad en febrero del año pasado, justo antes de la declaración del estado de alarma y en cerca de 800 respecto a los trabajadores que cotizaban en el municipio en el último mes de mayo sin crisis sanitaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios