Gestión empresarial

La empresa familiar se prepara para la próxima crisis

  • La Cátedra BBVA Empresa Familiar presenta en Jerez su oferta formativa junto al Instituto Internacional San Telmo

  • Financiación diversificada y buena gestión, antídotos contra el riesgo

Miguel Soto, director académico de la Cátedra BBVA Empresa Familiar; Fernando Faces, profesor del Instituto Internacional San Telmo; e Ignacio Guajardo-Fajardo, director ejecutivo de la Cátedra BBVA Empresa Familiar. Miguel Soto, director académico de la Cátedra BBVA Empresa Familiar; Fernando Faces, profesor del Instituto Internacional San Telmo; e Ignacio Guajardo-Fajardo, director ejecutivo de la Cátedra BBVA Empresa Familiar.

Miguel Soto, director académico de la Cátedra BBVA Empresa Familiar; Fernando Faces, profesor del Instituto Internacional San Telmo; e Ignacio Guajardo-Fajardo, director ejecutivo de la Cátedra BBVA Empresa Familiar. / Vanesa Lobo

Prudencia en la financiación, una gestión profesionalizada, y afrontar de forma inmediata la digitalización del negocio. Éstas son las principales recetas para evitar que la próxima crisis golpee a las empresas con la virulencia de la gran recesión, según explicó ayer el profesor del Instituto Internacional San Telmo Fernando Faces, durante la conferencia Los desafíos de la empresa familiar ante el nuevo ciclo económico.

La charla de Fernando Faces, uno de los economistas más reputados de Andalucía y columnista habitual del Grupo Joly, constituyó el núcleo de la presentación de la Cátedra BBVA Empresa Familiar del Instituto Internacional San Telmo, que se celebró en el Hotel Jerez.

El escenario en el que se mueven tanto la economía española como la andaluza es el de una “desaceleración que no tiene por qué ser perversa, sino benigna, como ocurre con todos los ciclos económicos”, sostuvo Fernando Faces, que incidió en que la crisis se superó en términos macroeconómicos en 2014. Aunque las previsiones apuntan a un crecimiento por encima del 2% tanto en España como en Andalucía, la economía andaluza ha dejado de converger en los últimos años.

La economía se adentra en un escenario de desaceleración marcado por la incertidumbre

“Ha ocurrrido algo novedoso. Antes Andalucía crecía más que la media en la fase de expansión y se contraía más en la recesión. Pero en esta ocasión hemos caído más y hemos salido más tarde de la crisis”, apuntó el profesor del Instituto Internacional San Telmo. El tejido empresarial regional, en el que tiene un gran peso la empresa familiar, ha sufrido una dura reconversión, pero ha salido reforzado.

“Creo que las empresas andaluzas están ahora mucho mejor preparadas para la próxima crisis. Muchas se han internacionalizado, una de las cosas que Andalucía ha hecho con más acierto en la recesión, lo que ha permitido diversificar el riesgo. Además, se han desendeudado, y la mayoría de las supervivientes, si no todas, han mejorado su gestión y su competitividad”, sostuvo Fernando Faces. “Otra cuestión es que estén suficientemente preparadas”, matizó el conferenciante.

La próxima crisis también será financiera

Si hay algo que pone de acuerdo a todos los economistas es que llegarán nuevas crisis para las que hay que mantenerse en guardia. “La próxima crisis será financiera, y como la anterior, también llegará de fuera, por lo que de nada servirá que aquí llevemos cuatro años creciendo cuando tenemos estas tasas tan altas de desempleo”, subrayó Fernando Faces.

En su opinión, hay varias circunstancias que pueden impactar en la economía andaluza. La primera de ellas es la posibilidad de que se produzca un Brexit desordenado. “Nos podría llevar a una recesión, aunque yo creo que se va a arreglar”, apuntó. A ello se suma la guerra comercial entre EEUU y China, que puede afectar a las exportaciones cuando éstas se han convertido en uno de los salvavidas de la economía andaluza.

Factores internos de riesgo

Y no faltan factores de riesgo dentro de España. El principal, a juicio de Fernando Faces, es el político. “Nos encontramos con el conflicto de Cataluña y con un gobierno que no sabemos cuánto va a durar, ni si sus presupuestos se van a aprobar. Nunca había tenido la política tanto peso sobre la economía”, resaltó.

Ante este escenario de incertidumbre, la prudencia es el mejor escudo para las empresas familiares. “Cuidado con la financiación. En tiempo de bajos tipos de interés, todo negocio es bueno. Pero los tipos van a subir, por lo que se necesita estructurar la deuda de forma adecuada para evitar los errores del pasado”, apuntó Faces.

"Cuidado con la financiación. En tiempos de bajos tipos de interés, todo negocio es bueno. Pero los tipos subirán", advierte Fernando Faces

Tampoco se puede soslayar la profunda transformación que está suponiendo la digitalización de la economía en los modelos de negocio y la gestión de las empresas. “No se pueden retrasar las decisiones en este proceso”, manifestó el profesor del Instituto Internacional San Telmo. El tercer pilar es la profesionalización de la gestión, un factor clave en la empresa familiar. “Tenemos menos empresas, pero mejores”, agregó.

En este aspecto es donde entra en juego la Cátedra BBVA de Empresa Familiar de San Telmo Business School. Fundada en 1995, su objetivo es ayudar a las empresas familiares a afrontar algunos de los problemas que les son propios, como la sucesión o el conflicto de intereses entre la familia y la compañía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios