Sucesos

El exceso de velocidad causó el accidente en el que murieron dos jóvenes en julio

  • El vehículo en el que viajaban por el puente de San Isidro a La Ina circulaba a 96 km/h en el momento del impacto en una zona limitada a 50

  • El conductor perdió el control del vehículo al tomar la curva y chocó dos veces contra una valla antes de colisionar con otro coche 

Estado en el que quedó el vehículo Seat Ibiza en el que viajaban los dos jóvenes fallecidos. Estado en el que quedó el vehículo Seat Ibiza en el que viajaban los dos jóvenes fallecidos.

Estado en el que quedó el vehículo Seat Ibiza en el que viajaban los dos jóvenes fallecidos. / Pascual

Una velocidad excesiva pudo haber ocasionado el accidente del pasado 23 de julio en el que perdieron la vida dos jóvenes jerezanos en el puente que va del cruce de San Isidro del Guadalete hasta la carretera de La Ina, en el punto kilométrico 0,700 de la CA-3112. Así se desprende del atestado que fue enviado por la Guardia Civil al juzgado de guardia de Jerez y a cuyo contenido ha tenido acceso este Diario.

En el accidente se vieron implicados dos vehículos: un Seat Ibiza matrícula 2244CFT en el que viajaban los dos jóvenes fallecidos, Francisco José G.R., de 22 años, conductor, e Inmaculada C.L., de 19 años; y un BMW X5 matrícula 8841JXW, conducido por Jesús G.L., de 52 años, que viajaba solo y que resultó herido leve.

El vehículo en el que viajaban los dos jóvenes, que circulaba en dirección a La Ina, impactó de costado (unos 45 grados) contra el otro, que iba en dirección La Barca, justo a la mitad del puente conocido como del Alamillo, después de impactar antes contra dos de las barandillas del puente.

En el momento de la colisión, según el informe técnico del atestado, la velocidad del Seat Ibiza era de 96 kilómetros hora (que quedó marcada en el velocímetro de la consola del coche), por lo que se presume que la velocidad con la que entró en la curva antes de golpear las barandillas fue aún mayor. 

En el momento de la colisión el BMW se encontraba detenido porque, según explica el atestado, su conductor frenó al ver que se le venía encima el Seat Ibiza. El lugar en el que se produjo el accidente, un pequeño puente de dimensiones reducidas (5,9 metros de ancho), tiene limitada la velocidad a 50 kilómetros por hora.

En la reconstrucción del siniestro, el informe explica que el Seat Ibiza circulaba por el carril derecho del sentido CA-3110 cuando, "al llegar a la altura del kilómetro 0,700, coincidente con tramo curvo a la derecha, pierde el control del mismo al iniciar la curva, invadiendo parcialmente el carril del sentido contrario, por lo que su conductor realiza un giro brusco para rectificar la trayectoria". Es por ese motivo, se indica, que el turismo "se desliza lateralmente hacia la izquierda, ofreciendo el lateral derecho del mismo, momento en el cual el turismo BMW que circula en sentido contrario, colisiona con éste".

En este punto el atestado vuelve a hablar de velocidad excesiva del Seat Ibiza: "A raíz de una velocidad excesiva (tramo limitado a 50) se desplazó hacia la izquierda al trazar la curva a la derecha, por lo que tiene que rectificar maniobra, yendo al margen derecho, coincidente con inicio de bordillo y barandilla del puente sobre el río Guadalete. Por segunda vez, su conductor tiene que rectificar, siendo esta vez realizar un giro bursco hacia la izquierda y por lo que pierde el control del vehículo al deslizarse de forma lateral hacia el carril contrario".

El atestado se comenzó a realizar pocos días después del accidente en el lugar de los hechos y contó con el testimonio de un testigo. En el apartado que explica el motivo de la investigación se dice: "Estimándose que en el desarrollo del siniestro vial se ha podido producir una imprudencia en la conducción si bien no existe persona a quien imputar el mismo dado que el supuesto autor era el conductor fallecido".

En cuanto a las causas del siniestro se indica que "en relación a la primera invasión del carril contrario por parte del conductor del vehículo Seat Ibiza matrícula 2244CFT se estima que el causante de la misma pudo ser una posible velocidad excesiva al trazar la curva a la izquierda, teniendo que realizar maniobra evasiva consistente en el giro a la derecha". Y se añade: "En relación la la segunda salida de vía y posterior choque contra la barandilla del puente, así como la colisión con el turismo BMW, se significa que tuvo su origen en la anterior maniobra y agravado por la realización del giro brusco hacia la izquierda por parte del conductor referenciado".

Un agente de la Guardia Civil de Tráfico junto al BMW X5 contra el que impactó lateralmente el Seat Ibiza. Un agente de la Guardia Civil de Tráfico junto al BMW X5 contra el que impactó lateralmente el Seat Ibiza.

Un agente de la Guardia Civil de Tráfico junto al BMW X5 contra el que impactó lateralmente el Seat Ibiza. / Pascual

Del conductor del BMW se dice que iba por el carril derecho del sentido La Barca de la Florida "a una velocidad dentro de los márgenes permitidos, cuando al llegar a la altura del punto kilométrico 0,700 es sorprendido por la invasión del turismo Seat Ibiza, por lo que frena, no siendo efectiva dicha maniobra, produciéndose la colisión".

Estas conclusiones se apoyan en los estudios llevados a cabo en el lugar de accidente, en el que los agentes no encontraron huellas de frenada del Seat Ibiza y sí signos de fricción o derrape en forma de curva tanto en el carril derecho como en el izquierdo en el sentido de su marcha, derivadas del golpeo con la barandilla del puente. El atestado indica que el día del accidente la vía se encontraba en perfectas condiciones, la señalización que informa de la velocidad y del estrechamiento de la vía en el puente estaban bien y que a esa hora, las 13:55, las condiciones de visibilidad eran buenas.

Entre otros de los muchos datos que se aportan en el exhaustivo informe de la Guardia Civil se indica que el Seat Ibiza, según la base de datos de la DGT, "pasó inspección técnica de vehículos el 17 de agosto de 2019 para subsanar defectos tras inspección desfavorable, por dos defectos graves, uno en el eje y otro en la suspensión", si bien en vehículo tenía la ITV en vigor en el momento del accidente. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios