Jerez

La exposición al sol: beneficios y daños para la piel

  • La doctora jerezana María del Mar León Camacho, especialista en Dermatología, explica que el bronceado progresivo y con protección "nos protege del cáncer de piel"; todo lo contrario que el sol crónico, que produce queratosis actínica

Un niña bañándose en una piscina este verano. Un niña bañándose en una piscina este verano.

Un niña bañándose en una piscina este verano. / Vanesa Lobo

El cáncer de piel es el tipo de tumor más frecuente. Se produce por el crecimiento anormal y descontrolado de células cutáneas que se han alterado por la radiación ultravioleta (UV) procedente de la luz solar o de las camas de bronceado, por eso se suele manifestar con mayor frecuencia en la piel expuesta al sol.

En pleno verano y con la activación de alertas por altas temperaturas, refrescarse en el mar o en la piscina es la primera opción para las familias, más aún después de meses de confinamiento en los que se ha echado tanto en falta el aire libre. Pero cuidado, el sol tiene beneficios indiscutibles, pero también provoca importantes daños cuando no hay control. 

La doctora María del Mar León Camacho, especialista en Dermatología y jefa de servicio de la Unidad de Dermatología de Clínica Serman, habla de las dos 'caras' del sol. El principal es que facilita la producción de vitamina D, ya que los ingresos por la dieta sólo son del 15-20% del total que necesita el cuerpo a diario. "También mejora ciertas enfermedades como la psoriasis, mejora el rendimiento cognitivo, es cardioprotector, y una cosa interesante, el bronceado progresivo y con protección nos protege del cáncer de piel", subraya la doctora.

La profesional puntualiza que hay que tener especial cautela con los niños pequeños, "nunca deberían exponerse directamente al sol", así como con ciertas enfermedades de la piel que son fotosensibles. "Las pieles claras y sensibles se deben cuidar de manera especial, y un punto importante en estos días en los que se cuida tanto la belleza, es que la exposición excesiva de sol produce fotoenvejecimiento cutáneo prematuro", señala León Camacho, quien añade que "cuando me preguntan cuál es la mejor crema de belleza, respondo que sin lugar a dudas es un buen fotoprotector".

"Una cosa es que dé la brisa del mar, con tu protección adecuada, con protecciones físicas como camisetas, gorros, en horas no centrales del día... Y otra es la exposición directa. Eso jamás. Hay que saber utilizar la parte beneficiosa del sol, los paseos en la playa a primera o última hora de la tarde, y evitar totalmente la exposición de 12 a 16 horas", declara la doctora.

León Camacho hace especial hincapié en las quemaduras solares. "Esta quemadura es lo que más envejecimiento prematuro produce. Con 16 y 18 años no te preocupas, pero esas quemaduras un año tras otro, aunque sólo sea una quemadura al año, acelera mucho el envejecimiento", señala la profesional.

El envejecimiento prematuro es por la exposición al sol acumulada: "El sol crónico produce sobre todo queratosis actínica, que es un tipo de cáncer de piel. ¿Que es el sol crónico? Pues el de cada día. Da igual que no vayas a la playa, pero sí sales a comprar el pan, te está dando el sol. Aconsejamos en las consultas fotoprotección a diario, aunque llueva. Somos muy insistentes con eso".

León Camacho incide en que la crema hay que extenderla en el rostro y dorso de las manos a diario, teniendo especial atención en la nariz, orejas y labios, "que son los lugares donde los dermatólogos extirpamos un alto número de cáncer cutáneo". La doctora añade sobre este asunto que "todos los días vemos a varios pacientes con cáncer de piel. Algunos se queman, otros se extirpan y otros son muy, muy malos". 

La dermatóloga aconseja para protegerse del sol "buscar una sombra, ropa adecuada (camisetas para niños cuando se bañan, gorro, gafas de sol) y los fotoprotectores". En cuanto a la protección ¿Qué hay que tener en cuenta? "Se debería procurar elegir uno que tenga protección para los rayos ultravioletas A y B. ¿El índice? Pues mira, para 20 no te pongas nada. De 30 a 50, pero yo recomiendo el 50, lo tengo clarísimo. También hay que tener en cuenta si tienen filtro mineral o físico, es la mejor protección que hay, hace de pantalla total, no deja pasar los rayos y tiene la ventaja de que no va absorber ninguna sustancia química", explica León Camacho.

"El sol tiene beneficios y riegos. Hay que tener una relación amigable con el sol y tener en cuenta que con sólo diez minutos al sol has fabricado la vitamina D que necesita tu cuerpo", subraya la doctora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios