Hostelería en Jerez

Andre Bouet reabre en San Miguel con un menú francés a precio asequible

  • Este bretón afincado en Jerez lo vuelve a intentar a pesar de los cierres por la pandemia

Andre Bouet en su bistro del barrio de San Miguel este martes.

Andre Bouet en su bistro del barrio de San Miguel este martes. / Manuel Aranda

Andre Bouet (Nantes, 1959) lo vuelve a intentar. Después de la resurrección de su bar en el barrio de San Miguel el pasado mes de septiembre, las medidas restrictivas de la pandemia le obligaron a cerrar a comienzos de años. Pero ahora, con la llegada de la primavera, este bretón afincado en Jerez regresa con una novedad: un menú de platos típicos franceses a 14 euros por persona. 

Desde el pasado martes, 'La Zarzamora de Andre', que así se llama el local situado en la esquina de las calles Pedro Alonso y Caballeros, ofrece una nueva carta que sorprenderá a los clientes porque, además de algunos platos típicos españoles y de otros países, definitivamente apuesta por la cocina francesa, de la que es un auténtico maestro.

Así, quienes se acerquen a este bistro francés, podrán encontrar un menú en el que se podrá elegir en los entrantes entre un assiete campagnarde, abanico campero casero consistente en unos patés que elabora personalmente Andre con carnes de la zona de Arcos y ensalada; oeufs mimosas o huevos mimosa con lechuga fresca y remolacha; salade de poulet crosutillant o ensalada de pollo crujiente; y demi Camembert chaud (queso Camembert caliente).

De segundo plato, Andre ofrece emiété de canard confit à l'orange (desmigado de pato confitado a la naranja); brandade de morue (brandada de bacalao); hachis parmentier de boeuf et canard confit (parmentier de vacuno y pato confitado); merlu au four (pescadilla al horno para dos personas) y el plato del día (plat du jour).

Los postres son otra delicia y se puede elegir entre panacota con ensalada de frutas, crumble de fruit (crumble de manzana con canela) y petit pot de crème au chocolate (una crema de chocolate acompañada de una torta de aceite de Inés Rosales).

Todo por 14 euros y con unas raciones tan generosas que cambian para siempre la percepción de que la cocina francesa es escasa.

Una nueva reinvención de un cocinero excepcional, muy bohemio, en un local sin grandes lujos, que sigue buscando su sitio en Jerez y que ofrece platos de su país difíciles de encontrar por aquí, además de otros clásicos que domina a la perfección dado su alto conocimiento culinario. 

Y, sí, está en San Miguel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios