Jerez

"No hicimos ninguna huelga encubierta, llevamos años reclamando uniformes"

  • El SIP trabajó ayer con normalidad "con prendas cedidas por policías de municipios andaluces"

  • "Si la ropa lleva el nombre de alguna ciudad, nos pueden abrir un expediente, lo asumimos"

Un agente local muestra su uniforme, ayer. Un agente local muestra su uniforme, ayer.

Un agente local muestra su uniforme, ayer. / pascual

La plantilla de la Policía Local volvió ayer a trabajar con normalidad tras un plante que se alargó desde el Viernes de Dolores hasta el Lunes Santo. En estos días, el dispositivo de Semana Santa se ha estado realizando bajo mínimos. Gabriel Cordones, portavoz del SIP, sindicato mayoritario en el cuerpo municipal, dio ayer con pelos y señales la versión de los agentes. ¿Hubo huelga ilegal? "Nada más lejos de la realidad. Y es demostrable, porque el Ayuntamiento lleva tres años sin surtirnos de ropa, tiempo en el que hemos realizado informes y de los cuales conservamos copias. Hemos zurcido las prendas como pantalones hasta que daban vergüenza. Pero en estos tres años hemos avisado muchas veces. Porque el viernes fue tanta gente sin uniforme, alguien habrá podido pensar que eso estaba amañado, pero nada más lejos de la realidad".

Cordones reiteraba que "el viernes, al comunicar que no teníamos ropa tanto al Ayuntamiento como a los medios, pensamos que lo solucionarían y nos surtirían de ropa". A la cuestión de si no resulta de poco sentido que prácticamente toda la plantilla acuda de un día para otro sin uniforme a trabajar, el portavoz del SIP asevera que "eso lo estará diciendo usted. No hemos organizado ninguna huelga encubierta. El mal estado de los uniformes lo veníamos avisando desde hace años, y ha dado la casualidad de que ha ocurrido en estos tiempos, pero de organización no ha habido nada".

La solución provisional que el SIP ha encontrado para este asunto alberga, por su parte, muchos matices, y consiste en "la cesión de prendas de otras policías de Andalucía". El primero de ellos, queda en cuestión si las prendas más distintivas del uniforme que se han recabado de otros cuerpos se pueden utilizar en la ciudad. "Hemos descartado aquellas que menos se parecen a nuestro uniforme o donde se lee el nombre de los municipios que nos lo ceden", explicaba Cordones. "Mayormente, nos mandaron polos, pantalones y botas, pero también chaquetas y algún cinturón. También hemos descartado aquéllas en las que se lea el nombre de otra ciudad. Pero llegado el momento, tendremos que salir uniformados y si aparece el nombre, que aparezca". Esto podría conllevar represalias. "Por sentido común, no se pueden llevar. Pero si tenemos una necesidad grave como la hemos tenido desde el viernes, no nos quedará otra. En vez de pasarlo mal y no salir de nuevo a trabajar, por el riesgo que eso conlleva para la gente, nos arriesgaremos a algún tipo de expediente. Pero lo asumimos, no puede faltar presencia policial".

Además, reveló que tiempo atrás, "cuando se compraban uniformes, cedimos los usados a otras policías locales que estaban en buen estado. De eso hará unos cinco o seis años. Esta vez ha sido al revés y hemos recibido más o menos lo que prestamos en su día. Existe un apoyo mutuo entre los sindicatos policiales y nos han cedido sus uniformes. No es como ir a comprarlos porque hay lo que hay y nos aviamos con las tallas que nos dan, pero nos vale para solucionar esto a corto plazo".

Según el SIP, "el Ayuntamiento tiene obligación de darnos dos mudas al año, eso dice el convenio". Pero, de lo que dijo el gobierno local de que ya hay una partida de 125.000 euros y que se adquieren 70 uniformes, "nosotros no sabemos nada. De hecho, hemos estado muy pendientes de si entraban prendas y por la Jefatura no han pasado", revelaba. Por último, Cordones negó que el plante haya tenido algún tipo de relación con la bajada de salarios que ha afectado a la plantilla de policías, además de a otros muchos trabajadores municipales. "Es de una media de 200 euros mensuales y ya está implantada, en la nómina de marzo ya lo vimos, y es verdad que en su día protestamos porque el recorte más brutal nos afectaba a nosotros, pero eso ya se negoció y se llegó a un acuerdo para que la bajada fuera proporcional, no es un asunto económico". Lo que sí tienen son "otros frentes abiertos, como el tema de la compra de vehículos, que recibimos la promesa de que estaban en camino". Cordones remachó que ahora el Ayuntamiento "tiene tiempo y no conozco de qué plazos estaríamos hablando para la concesión de los nuevos uniformes, pero entendemos que se va a hacer cargo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios