Homenaje a las propietarias de la popular mercería de la calle Honda “¿Quién no ha comprado en Tocateja?”

  • La Cámara de Comercio y el Ayuntamiento homenajean el trabajo de las hermanas Chacón al frente de la mercería

  • Fernando García toma el relevo del negocio de la calle Honda

Gemma García Bermúdez, Loli y Caty Chacón, y Javier Sánchez Rojas, este martes en la Cámara de Comercio. Gemma García Bermúdez, Loli y Caty Chacón, y Javier Sánchez Rojas, este martes en la Cámara de Comercio.

Gemma García Bermúdez, Loli y Caty Chacón, y Javier Sánchez Rojas, este martes en la Cámara de Comercio. / Pascual

La Cámara de Comercio ha querido poner en valor el trabajo de Loli y Caty Chacón, propietarias de la emblemática mercería Tocateja, que llegan a la jubilación después de más de 40 años tras el mostrador. El presidente de la Cámara, Javier Sánchez Rojas, ha subrayado que en este “modesto y cálido acto” la entidad ha querido rendir homenaje a “dos mujeres luchadoras”.

La presidenta de la Asociación de Mujeres Empresarias de la Provincia (AMEP), Gemma García Bermúdez, ha declarado que “llevan 40 años en Jerez con un oficio en el que todos hemos participado, ¿quién no ha comprado un botón en Tocateja? Es de recibo que en su jubilación se les reconozca la trayectoria y la labor que han desempeñado”. “Es muy gratificante para mí, y para la asociación reconocer vuestro trabajo y vuestra lucha diaria. Os recordaremos siempre”, ha subrayado García Bermúdez.

En el acto ha estado presente Fernando García, vicepresidente de la Cámara y empresario que releva a las hermanas Chacón frente a Tocateja. “Esta santa casa también está para la pequeña y mediana empresa y este martes se rinde homenaje a dos grandes amigas y empresarias que han llevado a boca llena la palabra de ser mercera”, ha remarcado García. El empresario ha añadido que “nos hemos criado en el mundo de la mercería. A partir de ahora y durante los años que me quedan, cada vez que estéis por allí sé que os vais a sentir como de mi propia familia”.

Las hermanas Caty y Loli Chacón han reconocido que no esperaban tantas muestras de cariño y que ha habido clientas “que en estos dos días se han ido llorando, aunque nosotras decimos que todo seguirá igual”. “Hemos trabajado con muchas ganas porque nos encanta nuestro trabajo”, ha reconocido Loli.

La alcaldesa, Mamen Sánchez, también ha recibido este martes a las propietarias de la emblemática mercería. El acto de recepción, que se ha celebrado en el Salón Noble, ha contado con la presencia de la teniente de alcaldesa del Área de Economía, Laura Álvarez, y el delegado de Reactivación Económica y Captación de Inversiones, Juan Antonio Cabello, que se han sumado a la felicitación a ambas empresarias.

La regidora ha agradecido a las dos hermanas el trabajo desarrollado durante más de cuatro décadas de sus vidas, “apostando por el comercio local y de proximidad, por la especialización, y por su capacidad de adaptación a las diferentes momentos”.

Sánchez ha mostrado su reconocimiento, en nombre de toda la ciudad “a dos mujeres que han dedicado su vida a un establecimiento histórico como ha sido Tocateja, a las que ahora lógicamente les llega el momento de jubilarse y de descansar y disfrutar mucho”. La regidora ha destacado que “Tocateja representa toda una institución en Jerez, con esa profesionalidad y esa simpatía con la que han atendido a su clientela. Eso es lo más importante y la clave de ese comercio minorista que tenemos que seguir manteniendo en el centro de Jerez”. “Ellas son las mejores representantes de ese comercio minorista donde se mima al cliente y donde se le atiende una forma especializada”, ha añadido la alcaldesa.

Caty Chacón se ha mostrado muy feliz explicando que “estamos recibiendo mucho cariño por parte de nuestras clientas. No nos esperábamos nada, estamos muy contentas”. Loli Chacón por su parte señala que “el trato con el público nos encanta, es muy gratificante, orientar al cliente..., eso lo echaremos de menos porque es toda una vida, pero ya es hora de irnos, y nos vamos muy contentas”.

Las dos jerezanas han acudido a este acto de recepción institucional acompañadas de miembros de la familia, dos de sus hijas y algunos de sus nietos, con los que han recordado momentos importantes de esta trayectoria. Ambas comenzaron a trabajar en la mercería siendo adolescentes, y han recordado cómo se casaron y formaron sus respectivas familias a la vez que creaban una familia añadida con la clientela de la tienda, en la que han vivido el nacimiento de sus hijos, compartiendo en todo momento el buen humor y la buena salud como herramientas fundamentales para impulsar el negocio durante más de 40 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios