Plan de vacaciones

El hospital de Jerez cierra en verano 62 camas "por obras" y deja en reserva otras 18

  • Las plantas afectadas por las reformas son Medicina Interna y Cardiología

  • Las contrataciones de personal aumentan un 14%

Varios usuarios acceden por la rampa al edificio del Materno-Infantil del hospital de Jerez. Varios usuarios acceden por la rampa al edificio del Materno-Infantil del hospital de Jerez.

Varios usuarios acceden por la rampa al edificio del Materno-Infantil del hospital de Jerez. / VANESA LOBO

Comentarios 0

No serán las 90 camas de anteriores veranos, pero casi. El nuevo Gobierno andaluz no ha podido evitar que en estos próximos meses se vuelvan a cerrar camas hospitalarias. En el caso del hospital de Jerez, durante la época festival dejarán de estar operativas dos plantas completas con un total de 62 camas: Medicina Interna, con 34 y Cardiología, con 28, según informó ayer la gerente del área sanitaria, María José Cano, a los representantes sindicales.

Además del cierre por obras de las plantas de Medicina Interna y Cardiología, se mantendrán en reserva, es decir, disponibles pero no ocupadas, 18 camas de Ginecología, que podrían habilitarse de forma inmediata si las necesidades obligaran a ello.

Con el plan de vacaciones, que se había esbozado a nivel provincial la pasada semana y que se presentó este lunes en el hospital de Jerez el área sanitaria pretende conjugar "el disfrute de las vacaciones de los profesionales, garantizado como derecho mínimo e incuestionable, y por otro, la necesidad de mantenimiento de los servicios asistenciales a la población".

El argumento por parte del Servicio Andaluz de Salud (SAS) para cerrar plantas es la necesidad de realizar obras en los dos servicios mencionados, unas reformas incompatibles con la actividad asistencial y que, como en años anteriores, suelen realizarse en los meses de verano.

En concreto, la remodelación más importante, prácticamente integral, se hará en Medicina Interna, situada en el edificio Materno-Infantil, el más antiguo del hospital, y por tanto, en el que las instalaciones están más obsoletas. Los trabajos afectarán a las habitaciones, aseos, pasillos, consultas y sistemas de comunicación, entre otros. La hospitalización de los pacientes de esta unidad durante los meses de la reforma se hará en Medicina Interna 2, en Infecciones y Neurología.

En cuanto a Cardiología ya hace un tiempo fue objeto de obras, pero en esta ocasión se llevarán a cabo otro tipo de mejoras en confortabilidad. Durante los meses de julio a septiembre los pacientes de esta especialidad ingresarán en Neumología y Digestivo.

También se ejecutarán una serie de actuaciones en la zona previa al servicio de Hematología de la planta cero del Hospital Materno. En este caso se redistribuirá el espacio para consultas y trabajo interno, aseos, pasillo y se mejoran instalaciones, entre otros trabajos que no afectarán a la hospitalización.

La previsión es que las obras finalicen a últimos de septiembre, aunque en el caso de Medicina Interna, por la envergadura de los trabajos, no se descarta que puedan prolongarse durante más tiempo.

En lo que respecta a las contrataciones que se realizarán para garantizar la cobertura del personal que coge en estos meses sus vacaciones, la gerente del área sanitaria trasladó a los sindicatos que habrá un 14% más de contratos que el pasado verano, en la misma línea que en el resto de Andalucía. El pasado año las contrataciones ascendieron a 765, de todas las categorías y para todo el área sanitaria, es decir, incluyendo, además del hospital, los centros de salud de Jerez, Sierra y Costa Noroeste. Según estas estimaciones, se harán un total de 876 contratos a partir del 1 de julio, con una duración media de dos meses.

Actividad quirúrgica

Por otro lado, la actividad quirúrgica también se resentirá durante el verano, aunque según el SAS, se incrementará con respecto a años pasados. De acuerdo al documento presentado a los sindicatos, la programación específica de la actividad quirúrgica de cada servicio ha sido valorada por la dirección asistencial, "para dar respuesta al cumplimiento de los decretos de garantía y patologías preferentes. Por tanto, su plan de vacaciones se ha ajustado a dicha programación asistencial".

La previsión es que desde el 1 de julio hasta el 16 de septiembre los quirófanos del hospital dejen de operar por la tarde. En concreto, en julio se llevarían a cabo 192 sesiones quirúrgicas programadas, lo que supone un 75% de la media que se realiza en un mes no vacacional. En agosto se bajaría a 128 sesiones, un 50% de las habituales y en septiembre se recuperaría la actividad quirúrgica por encima del 100% de lo que se realiza habitualmente, con 268 sesiones quirúrgicas.

Consultas externas

En lo concerniente a las consultas externas, toda la actividad programada se realizará en horario de mañana desde el 15 de julio al 16 de septiembre, al igual que la rehabilitación.

Desde el sindicato CSIF indicaron que han salido moderamente satisfechos de la reunión. "Con respecto a otros años hemos visto una mayor transparencia, no hemos visto maniobras de ocultación de datos, pero claro tendremos que ver cómo se desarrolla todo. Nos han prometido que vamos a estar informados y esperemos que sea así", indicó su representante en el hospital, Gustavo Domínguez. Agregó que, en cualquier caso, el problema sigue estando, sobre todo, en la falta de médicos y aunque admitió los esfuerzos que se han hecho para ofrecer contratos de más larga duración, "siguen faltando profesionales. Además, como los centros estarán con mínimos, cualquier incidencia como puede ser una baja, se convierte en un problema".

El presidente del Sindicato Médico en la provincia, Pedro Calderón, mostró su satisfacción por un plan de vacaciones "que sobre el papel supone un aumento de lo que había otros años, pero falta ver su concreción y desarrollo". Destacó que "la única preocupación razonable que tenemos es que se consiga encontrar a todos los facultativos que el SAS ha previsto contratar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios