Consecuencias de la pandemia

Los hosteleros, satisfechos con el fin del cierre y disconformes con la ‘ley seca’

  • Horeca destaca el avance y agradece a la Junta que haya cumplido con lo prometido en su momento

Personas consumen en unas terrazas del centro de la ciudad.

Personas consumen en unas terrazas del centro de la ciudad. / Pascual

El presidente de los hosteleros provinciales, Antonio de María, se muestra satisfecho con el fin de las dos horas de cierre que hasta ahora debían cumplir las cafeterías entre las seis y las ocho de la tarde.

Los establecimientos que sólo pueden abrir de 18:00 a 20:00 horas, según los epígrafes del Impuesto de Actividades Económicas, serán los destinados exclusivamente a cafetería, chocolatería y heladerías. El resto de negocios deberá cerrar como estaba expuesto anteriormente.

"Algo se ha conseguido, veo de forma positiva que la Junta haya cumplido pues nos dijo que si mejoraban los datos mejorarían también las aperturas. Y así ha sido. Además, al pasar a nivel 3, las terrazas podrán estar al cien por cien y el interior de los bares pasa del 30 al 50% de aforo. Por lo tanto tienen mi agradecimiento”.

Tras los momentos de tensión vividos con la Junta, llegando a pedirse incluso la dimisión del presidente Moreno, De María pide el restablecimiento de las comunicaciones que quedaron en entredicho al cerrarse los bares de 18 a 20 horas sin consulta previa al colectivo. “Queremos restituir la confianza y que ampliemos las relaciones, porque la economía de los negocios todavía está hundida y la Junta nos debe ayudar de alguna manera a arbitrar medidas con ayudas económicas procedentes de Europa”.

Sobre la ‘ley seca’ de seis a ocho de la tarde De María no la entiende. “Estábamos cerrados y ahora abiertos. Una cosa por otra, además se vuelve a poder aprovechar un nicho de mercado como son los cafés y las meriendas”. Al parecer, se argumenta desde la Junta, “el alcohol provoca que se relajen las formas y el cumplimiento de las medidas”. “La verdad es que estamos muy agradecidos. Ha sido un gesto importante que no olvidaremos”.

Por su parte, Francisco Díaz, representante de los hosteleros de Jerez asociados a Horeca, considera que “nos parece muy buena medida que se haya recapacitado en el cierre de dos horas después de comer, que tenía muy malas repercusiones” y asegura que “había trabajadores residentes en ciudades distintas a las de su trabajo que padecían serios problemas”.

Sobre la ‘ley seca’ entre las seis y las ocho de la tarde Francisco Díaz, veterano hostelero con más de 30 años de permanencia en la plaza del Arenal, dice no entenderlo. “Por beber o no beber no te vas a contagiar, eso está claro, no tiene sentido. Si estás en una terraza ¿por qué no te lo vas a tomar algo? No tiene sentido”.

De otro lado, cabe destaca que la patronal hostelera ha puntualizado que está prohibido en esos 120 minutos tanto la venta como el consumo en dicho plazo, lo cual podría suponer dejar de vender alcohol antes de hora para que el cliente se lo tome antes de las seis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios