Jerez

Un jerez de lo más británico

  • Fundador mantiene las botellas únicas de Harveys que se enviaron a la Casa Real con motivo de la boda de Isabel II y de los príncipes de Gales

Comentarios 0

Por todos es conocido la gran aceptación que tiene el vino de Jerez, no sólo en España, sino en todo el mundo. Reino Unido es uno de los lugares donde los generosos del Marco cobran especial relevancia. De hecho, se ha convertido en el mercado extranjero más importante para los jereces y sus habitantes reclaman, cada vez más, aquellas historias que tienen que contar estos vinos a través de sus catas. El Palacio de Buckingham es uno de los emplazamientos británicos más importantes que llevan solicitando este producto desde tiempos pasados, ofreciéndoselos a las visitas más distinguidas y a los eventos oficiales de la Casa Real. Los pedidos que lleva solicitando la monarquía inglesa a Jerez desde el año 1895 -hace 123 años exactamente- portan el sello de la marca Harveys, gentileza de la bodega más antigua de la ciudad, Bodegas Fundador Pedro Domecq.

En el museo de la bodega es posible divisar algunas botellas únicas y singulares enviadas a la reina de Inglaterra. Entre ellas se encuentra uno de los sherries que la bodega envió con motivo de la boda de Isabel II. Un Bristol Cream concretamente que data del año 1953. "Que entremos en una selección de vinos para un evento específico de esta altura supone hablar de palabras mayores", afirma María Eugenia Herrera, responsable de comunicación de Fundador. "En este tipo de celebraciones tan importantes para la familia británica, además de enviar los vinos que nos solicitan, la bodega realiza un obsequio con un embotellado limitado de Harveys".

Esta prestigiosa marca ha conseguido convertirse en el único proveedor oficial español de la reina Isabel II, "aunque los primeros envíos de nuestros vinos se realizaban cuando la monarca era la reina Victoria", indica María Eugenia. Este distintivo está catalogado con el símbolo de calidad Royal Warrant que otorga directamente la reina Isabel II y que coloca a los vinos de Harveys como una de las marcas exclusivas proveedoras de la Familia Real, junto a otras muchas de conocido renombre mundial. "El 85% de empresas que poseen este distintivo de calidad de Royal Warrant son británicas", cuenta María Eugenia, entre las cuáles se pueden destacar Burberry o Aston Martin. "Un porcentaje más pequeño de esas marcas proveedoras de la Reina pertenecen a países como Francia y Australia, pero en España únicamente Harveys es la que posee el sello oficial que otorga Isabel II".

María Eugenia Herrera no sabría destacar un tipo de vino concreto que reclame el palacio británico. "Una persona encargada de la Casa Real contacta con nosotros para catar diferentes vinos y solicitar aquel que considere acorde al acto que realicen". Lo cierto es que entre los vinos más consumidos por esta distinguida familia se encuentran "el Fino y el Bristol Cream". Aunque también se ha vendido mucho, cuenta Eugenia, el Amontillado VORS, galardonado en 2016 como el mejor vino del mundo, y el Palo Cortado. Toda una gama de jereces que unen a la monarquía inglesa con la bodega más antigua de la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios