Jerez

"Tengo llagas, mareos y calambres..."

  • Roque Valenzuela, alcalde de La Barca, cumplió ayer su décimo día en huelga de hambre · Tiene esperanza de cerrar hoy por escrito un acuerdo económico con el Ayuntamiento que desbloquee su situación extrema

Comentarios 10

"Ya estoy bastante flojillo; tengo llagas en la boca, me dan calambres y mareos que me obligan a andar muy despacio...". El veterano Roque Valenzuela, alcalde de La Barca, se enfrentó ayer a su décimo día en la huelga de hambre que adoptó como medida desesperada de presión ante las cantidades que el Ayuntamiento de Jerez adeuda a su pedanía en concepto de transferencias y que ha cifrado en unos 250.000 euros. Ante lo delicado de su estado de salud, Valenzuela sólo piensa en alcanzar una solución que ponga fin a una situación extrema que, pese a todo, sobrelleva con buen humor: "Estoy esmayao... cómo voy a estar", responde al otro lado del teléfono. "Mañana -hoy, para el lector- espero que cerremos un acuerdo por escrito para poder sacar adelante la Feria, las nóminas de los trabajadores y evitar que Endesa nos corte de nuevo la luz", comenta el alcalde barqueño, que lamenta, al tiempo, que miembros del gobierno municipal llegasen el pasado viernes "a última hora" para tratar de desbloquear esta situación.

"Podían haber venido antes, haber hablado y negociado, y no me hubiesen tenido otros dos días más en esta situación", refiere Valenzuela, que ya trató sin éxito el pasado jueves de mantener un encuentro con representantes del gobierno municipal socialista para adoptar algún tipo de acuerdo de pago a corto plazo. La 'expedición' del Consistorio jerezano estuvo formada por el delegado de Fomento, Francisco Lebrero; la delegada de Medio Rural, María del Carmen Martínez; y el delegado de Bienestar Social, José Manuel Jiménez, pero "no cerramos nada, de ahí que me hayan obligado a estar dos días más en esta posición", reitera el responsable de la pedanía, antes de agregar: "A ver si es posible que todo quede solucionado cuanto antes". Si hoy se produce el deseado acuerdo, es de suponer que se cancelará la marcha pacífica por las calles de Jerez hasta llegar al Ayuntamiento que los vecinos de La Barca habían programado para mañana en señal de solidaridad con su alcalde y como signo evidente de malestar ante la situación a la que el Consistorio matriz está llevando a su pedanía.

"Nosotros hemos reducido el presupuesto de la Feria en un 50%; el Ayuntamiento de La Barca no está mal gestionado, pero evidentemente necesitamos las transferencias para sobrevivir", argumenta Roque, quien lanza un dardo a la alcaldesa, Pilar Sánchez: "El de Jerez lo tiene en bancarrota por una mala gestión; ella (por la regidora) vino aquí a decirle a mis vecinos lo mal gestor que yo era, pero lo que ha demostrado es que tiene a Jerez en quiebra". "Lo que le recomiendo es que trabaje, que trabaje mucho más, y que lo haga hombro por hombro, oposición incluida; Jerez se lo merece", asevera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios