Crisis del coronavirus Autónomos al borde del abismo y "en la cuneta"

  • El presidente de ATA exige soluciones reales para el colectivo tras la "decepción con mayúsculas" de las primeras medidas aprobadas por el Gobierno

  • Lorenzo Amor, en aislamiento preventivo en su domicilio de Jerez, reclama dos meses de suspensión dos meses de las cotizaciones de las empresas a la Seguridad Social y de las cuotas de los autónomos 

Lorenzo Amor: "A ingresos cero, impuestos cero"

La actividad se paraliza en la ciudad, donde los autónomos sufren con especial virulencia el impacto económico del coronavirus por la caída de ventas en las últimas semanas, situación a la que no es ajena Jerez.

Antes de la declaración del estado de alarma en España y el posterior decreto ley que establece la suspensión de la actividad comercial, las estimaciones del colectivo apuntaban a una reducción de las ventas en un comercio medio de entorno al 10%, aunque a efectos prácticos se elevarían hasta el 25% por los gastos imprescindibles para mantener la actividad. Eso en el caso de los que no tengan que echar el cierre definitivo por falta de liquidez.

Las autoridades recomiendan el aislamiento preventivo y el teletrabajo para frenar la expansión del virus. “Tengo amigos en Jerez que lo están pasando mal, pero que están siguiendo las instrucciones de la autoridad sanitaria y se están quedando en casa”, decía horas antes del cierre obligatorio Lorenzo Amor, presidente de la federación nacional de autónomos ATA, quien animaba a los que su oficio se lo permita a hacer teletrabajo.

Pero muchos autónomos no tienen posibilidad de trabajar desde casa, por lo que el panorama es desolador, sobre todo tras la “decepción con mayúsculas” que ha supuesto el primer paquete de medidas aprobadas por el Gobierno. “Nos ha tratado como a ciudadanos de segunda”, asegura el interlocutor de los trabajadores por cuenta propia, quien apunta un dato significativo: “sólo tres bancos han puesto en circulación 70.000 millones de euros para créditos a Pymes y autónomos; el Gobierno, sólo ha puesto 400 millones a través del ICO”.

La caída de ventas está siendo brutal desde el inicio de esta crisis sanitaria para los autónomos del transporte, las guarderías, los que llevan ambigús de teatros e instalaciones deportivas, los que realizan el montaje de eventos...

El presidente de ATA, en aislamiento preventivo desde el viernes en su domicilio de Jerez, recomienda confinarse siempre que sea posible porque “la salud es lo primero”. Pero encerrarse una o dos semanas, que podrían convertirse hasta en tres o cuatro meses, es inviable para muchos autónomos, que se juegan incluso la salud con tal de tener algún ingreso con el que poder ir tirando.

La federación de autónomos confía en poder arrancarle a las Administraciones públicas medidas más contundentes. “El aplazamiento de los impuestos no es solución, porque sin actividad, sin ingresos, no hay impuestos que pagar”, indica el responsable de ATA y vicepresidente de la CEOE, para quien, a diferencia de la crisis financiera de 2008, “la crisis del coronavirus tiene fecha de caducidad, pero depende de cómo actuemos saldremos antes o después y con más o menos fortaleza”.

Amor reivindica a los autónomos como uno de los grandes activos de Andalucía, por lo que exige a las Administraciones públicas que estén a la altura y adopten “medidas excepcionales y temporales” que den respuesta a los problemas reales de los trabajadores por cuenta propia.

“En las próximas semanas va a haber muchos despidos y, básicamente, hay tres medidas que deberían haberse tomado ya, pero no ha sido así, aunque espero que se aprueben el próximo martes”, indica el presidente de ATA antes de enumerarlas: garantizar a todos los autónomos el cobro del cese de actividad considerando que la epidemia del coronavirus es una causa de fuerza mayor; eximir o bonificar el pago de las cotizaciones a los autónomos que tengan que abandonar la actividad por cuidado de hijos o por dependencia; y reconocer la baja desde el primero día a los autónomos que tengan que ponerse en cuarentena o sufran contagio.

En su opinión, la falta de medidas obedece a una falta de previsión, pero matiza que éste no es sólo un problema del Gobierno, por lo que espera una reacción también de las comunidades autónomas y ayuntamientos, por ejemplo, flexibilizando el pago del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

Precisamente, el PP propone el aplazamiento del cobro de las tasas e impuestos municipales hasta que se restablezca la normalidad, medida que, recuerda, ha sido ya aprobada en otras ciudades como Cádiz.

Según Amor, “vamos a salir de esta, pero depende de las medidas que se adopten lo haremos con más o con menos daños colaterales”, de ahí que insista en que “se trata de arbitrar mecanismos para que los autónomos no lo pierdan todo”.

Todas las centralitas en las sedes de ATA en España están colapsadas, por lo que la federación ha habilitado un teléfono gratuito (900 101 816) para facilitar asesoramiento a los autónomos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios