Jerez

El 'mal fario' de los nuevos autobuses

  • El gobierno prorroga el plazo para recibir ofertas que traigan nuevos autobuses urbanos por falta de licitadores

  • Dos empresas han pedido más tiempo para estudiar presentarse

Usuarios del transporte público subiéndose a un autobús urbano en la plaza Esteve. Usuarios del transporte público subiéndose a un autobús urbano en la plaza Esteve.

Usuarios del transporte público subiéndose a un autobús urbano en la plaza Esteve. / manuel aranda

Comentarios 2

El gobierno local no logra cerrar el proceso para contar con otros nueve vehículos con los que renovar la vetusta flota de autobuses urbanos. Así, si entre julio y agosto se espera que la firma Mercedes ponga a disposición del servicio nueve unidades nuevas, el arrendamiento para la recepción de otros nueve vehículos se ha topado con un nuevo revés.

El pasado jueves, la empresa municipal que gestiona el servicio de transporte público, Comujesa, celebró una reunión de su consejo de administración para prorrogar el plazo de recepción de ofertas para este concurso. El motivo no es otro que, una vez concluido el plazo fijado, no ha habido empresas que presenten ofertas.

El procedimiento de arrendamiento de nueve vehículos ha quedado desierto tres veces

Ahora bien, se ha optado por prorrogar el plazo de 10 días (el nuevo periodo finaliza el próximo 2 de julio) ya que, aunque no se han formalizado las propuestas, sí ha habido empresas interesadas. Consultado sobre este asunto, el vicepresidente de la mercantil pública y delegado de Movilidad, José Antonio Díaz, explicó que hay dos empresas que solicitaron que se prorrogara el plazo para seguir estudiando la posibilidad de optar al concurso. Por ello, mostró su confianza en que finalmente en este nuevo periodo haya licitadores y se acabe de una vez con este procedimiento que se está alargando en exceso ya que es la tercera vez que se cierra el plazo sin que pueda adjudicarse.

Para afrontar la imperiosa necesidad de renovar la flota de autobuses urbanos -el servicio cuenta actualmente con 54 vehículos cuya antigüedad media ronda los 15 años-, el gobierno optó por dos vías de financiación para poder contar con, al menos, 23 autobuses nuevos en este mandato que concluye el año próximo. La primera de ellas fue recurrir a unos fondos europeos (los Edusi) para adquirir nueve autobuses. La licitación, promovida por el Ayuntamiento, no tuvo excesivos contratiempos y el contrato con la firma Mercedes se suscribió a principios de año. Se espera que a lo largo de este verano estén listas las nuevas unidades.

Mientras, Comujesa tiró de recursos propios para afrontar la segunda operación pero, teniendo en cuenta que no tiene capacidad para comprar vehículos debido a la elevada inversión que requiere, optó por un sistema de renting, es decir, por un arrendamiento sin opción de compra que permite unos pagos aplazados. Sin embargo, el procedimiento no ha podido concluirse aún.

En septiembre del año pasado se convocó un concurso público para que el servicio contara con 14 vehículos mediante renting. A la licitación solo se presentó una empresa, la firma Scania, por lo que fue declarada adjudicataria de la prestación y, tal y como marca la normativa de contratación pública, se le instó a que confirmara su oferta y acreditara su solvencia económica. Fue entonces cuando empezaron los problemas. La filial española de esta empresa de vehículos pesados con sede en Suecia no pudo garantizar la financiación de la operación por lo que Comujesa se vio obligada a declarar el concurso desierto.

Tras esto se convocó un nuevo concurso, aunque reduciendo el número de unidades -pasó de 14 a 9- para tratar de hacer más atractivo el pliego. En esta ocasión se presentaron dos empresas (Mercedes y Caixabank Equipement Finance) pero ambas fueron rechazadas por defectos en su oferta. Así una no acreditó su viabilidad y la otra no justificó su concurrencia a través de una unión temporal de empresas (UTE).

Ante esto, Comujesa optó por un procedimiento negociado, una fórmula donde es la administración pública la que le pide ofertas a empresas del sector -en un concurso público son las firmas las que acuden a la convocatoria-. Para ello se puso en contacto con ocho empresas del sector dándoles de plazo hasta el pasado día 21 para que hicieran su propuesta. Sin embargo, nadie formalizó su oferta, aunque hay dos que sí se interesaron y pidieron una prórroga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios