Mercado laboral en Jerez

Los contratos temporales barren en agosto con el 97% del total

  • Las contrataciones indefinidas caen bajo mínimos y desaparecen las conversiones en fijos

  • Las altas laborales ceden un 19% en el último año

Trabajadores repasan las señales horizontales de la autovía de Arcos en las inmediaciones del circuito.

Trabajadores repasan las señales horizontales de la autovía de Arcos en las inmediaciones del circuito. / Pascual

La reactivación económica “se ha puesto en marcha” y hay “suficientes fortalezas” para “la recuperación y un crecimiento dinámico en 2021”. La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, se descolgó a mediados de semana con unas declaraciones que tienen difícil encaje con la situación del país, líder europeo en la subida del paro y en la caída del Producto Interior Bruto.

Las palabras de Calviño también contrastan con la evolución de los principales indicadores económicos de Jerez, donde agosto ha frenado en seco los signos de recuperación registrados tras la salida del pozo del confinamiento, regresión que tuvo reflejo en la subida del paro registrado a principios de mes y que ahora confirma la caída de la contratación.

Más que la variación mensual, que puede considerarse moderada con un aumento del 2,73% en el paro y un descenso del 3,52% en los contratos, lo que asusta es la divergencia interanual, que en ambos casos se dispara por encima del 19%, con casi cinco mil parados más y 1.800 contrataciones menos en números redondos. El año pasado por las mismas fechas, los contratos bajaron un 11% en el mes, pero crecieron por encima del 7% en la comparativa interanual.

Tras romper con tres meses de bajada del paro, agosto pone también fin a dos meses de subida de las contrataciones con un registro de 7.458 altas en el municipio jerezano, 7.233 de ellas de carácter temporal.

Agosto pone fin a los dos meses de subida de los contratos tras el pozo del confinamiento

Las empresas huyen de los contratos indefinidos, que se hunden estrepitosamente con apenas 233 altas para representar a solo tres de cada cien del total, registro superado incluso en los peores momentos de la pandemia, en los que las contrataciones fijas llegaron incluso a superar el 5%.

Y aunque el porcentaje de indefinidos hace un año apenas supera en dos décimas al actual, en todo el mes de agosto del presente ejercicio no hubo una sola conversión de contratos iniciales en indefinidos frente a las 137 registradas doce meses atrás.

El poco empleo que se crea en tiempo del coronavirus parece estar restringido a los hombres, que se benefician de 4.512 de los contratos de agosto y casi un punto más que los alcanzados en julio, mientras que las mujeres sufren un retroceso mensual del 9,6%, sin llegar siquiera a las 3.000 altas laborales en el último mes.

En términos interanuales, la caída salpica tanto a los varones como a las hembras, sólo que el impacto en los primeros (-18.6%) está dos puntos por debajo del de las segundas (-20.7%).

El desglose por sectores productivos sitúa a la agricultura como la actividad más dinámica del último mes, con cerca de dos mil contratos y un incremento del 111%. El resto de sectores saldan agosto con descensos, especialmente pronunciado en los servicios, que se deja un 22% con 4.425 altas. La industria, por su parte, cede un 9,6% con cerca del medio millar de altas, mientras que la construcción, con 612 contratos, pierde un 9,2%.

En el último año, la construcción y los servicios sufren las mayores caídas relativas, de cerca del 25% en el primero de los casos y de cerca del 24%, en el segundo. La agricultura retrocede un 15% en el conjunto de los doce últimos meses y la industria saca cuello con una subida de poco más de un punto.

Oferta y demanda

Las ocupaciones elementales se mantienen en agosto al frente de la demanda de las empresas con casi tres mil contratos adscritos, muy por encima de los trabajadores de los servicios de restauración, personales, protección y vendedores, con 1.881 demandas en el último mes. El resto de actividades se quedan muy por debajo, ya que las siguientes ocupaciones de la lista son los artesanos y trabajadores cualificados de manufactureras y la construcción, con 766 demandas en conjunto.

La agricultura abandera en agosto las actividades económicas que generan más empleo con sus cerca de dos mil altas y casi el doble que la hostelería, que supera las 1.200, algo digno de mención después de que en marzo se quedaran en 71 contratos pelados. Las actividades administrativas y servicios auxiliares siguen de cerca a la hostelería con algo más de un millar de contrataciones, mientras que el comercio y la reparación de vehículos de motor y motocicletas se quedan en puertas de los 700.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios