Patrona de Jerez

Jerez se volcó con su Patrona

  • Gran afluencia de fieles acudieron ante las plantas de la Virgen de la Merced a pedir la salud necesaria y su bendita protección en tiempos de pandemia 

  • La alcaldesa Mamen Sánchez y monseñor Mazuelos Pérez estuvieron presentes en la renovación del voto de la ciudad

Las ofrendas florales fueron numerosísimas. Las ofrendas florales fueron numerosísimas.

Las ofrendas florales fueron numerosísimas. / Vanesa Lobo

Jornada genuinamente jerezana con la que crisis sanitaria no ha podido. La Santísima Virgen de la Merced este año no ha qcudido a reencontrase con sus hijos en las calles como consecuencia de la pandemia que se está viviendo y que impide las grandes aglomeraciones de público por peligro de contagio. Sin embargo, no por ello, la Madre se ha encontrado sola. El efecto contrario ha sido manifiesto y la basílica se convirtió en un punto de encuentro en la jornada de ayer. De libertad, como no se cansa de manifestar al padre Felipe Ortuno. En definitiva el reencuentro de la Madre con sus devotos y fieles que, ante su preciosa mirada, acudían a pedir salud y protección. Este año más que nunca.

Así lo aseveró monseñor Mazuelos Pérez, administrador apostólico de la Diócesis de Jerez, en la homilía de la misa pontifical que ofició a las once de la mañana. Además, hizo una importante defensa de la vida en una sociedad donde “el individualismo se erige como modelo”. Defendió las medidas paliativas para una muerte digna y finalizó exhortando a todos porque “siempre tendremos a la Madre para acudir a Ella. Y más en tiempos difíciles con más razón”.

Antes, la alcaldesa de la ciudad, Mamen Sánchez, también solicitaba en la renovación del voto su ayuda para que, con la participación de todos, se “puedan sortear las dificultades existentes de tipo sanitario, social y económico”. Y un sentido recuerdo por su parte a todos los enfermos y a los familiares que han perdido un ser querido como consecuencia del coronavirus.

Por la tarde, la Santísima Virgen lucía todas sus galas. Una basílica diáfana y abierta a todos donde la Patrona de Jerez ocupaba el centro de la nave del templo. Reinando en su casa como centro devocional que es. El terno que le hiciera Carrasquilla para su coronación canónica, la corona de Reina cincelada por Fernando Marmolejo así como un exorno floral maravilloso donde predominaban los nardos, la flor de la Virgen.

Colas ante la Basílica. Colas ante la Basílica.

Colas ante la Basílica. / Vanesa Lobo

Devoción popular

Muchos devotos acudieron a la basílica de la Merced durante toda la tarde a pedir intersección en tiempos que son complicados en muchos órdenes de la vida. Ofrendas florales y miradas calladas pero cargadas de fervor se arremolinaban alrededor de la Señora hasta última hora de la noche. En definitiva una manifestación de fe y tradición que se desarrolló como durante siglos siempre ha sido. Y es que las raíces se encuentran tan profundas que es imposible de desgajarlas del tronco a pesar de la situación actual de incertidumbre en la que se vive.

La jornada se remató con una preciosa glosa que presentó el cofrade, y hermano mayor de los Judíos de San Mateo, Francisco Zurita Marín a los pies de la Patrona. Se trataba del tradicional fervorín que este año se tuvo que desarrollar en la basílica mercedaria, donde Ella se ha querido hacerse encontradiza con sus hijos. Y así será por mucho tiempo. Porque no hay pandemia que con su devoción pueda. Y al decir pandemia no solo es referida la propia enfermedad física. Hay otras.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios