Jerez

Unos 2,2 millones de euros en un cajón

  • La Cámara de Cuentas detalla en un informe el gasto que supuso el tranvía, un proyecto millonario que no llegó a ejecutarse

Un 2 de febrero de 2009, en la vistosa sala de eventos de los Museos de la Atalaya, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento presentaban un proyecto llamado a revolucionar la movilidad en la ciudad. Así, se anunciaba que en 2012 entraría en funcionamiento el tranvía, un nuevo sistema de transporte público que recorrería unos nueve kilómetros uniendo la zona de Hipercor con el campus universitario de La Asunción, las principales vías del centro y el hospital. Sin embargo, el proyecto se descartó en 2011 por su alto coste económico pero eso no supuso que, hasta esa fecha, la idea no tuviera coste alguno para la administración autonómica.

En esta semana, la Cámara de Cuentas de Andalucía, un organismo que se encarga de fiscalizar la contabilidad de los organismos públicos, ha dado a conocer su informe sobre el gasto generado por el Plan de Infraestructuras para la Sostenibilidad del Transporte en Andalucía 2007-2013 (el llamado Plan Pista), una ambiciosa iniciativa donde se incluía el tranvía jerezano. Así, en el estudio se apunta que el proyecto le costó 2,25 millones de euros al desaparecido Ente Público de Gestión de Ferrocarriles Andaluces (ahora se ha integrado en la Agencia de Obra Pública de la Junta), un órgano dependiente de la Consejería de Obras Públicas (ahora denominada de Fomento y Vivienda). Pero, ¿qué destino tuvo ese dinero si no se llegó a ejecutar obra alguna?.

Esta cuantía fue a parar a la redacción del estudio del trazado y el proyecto de construcción del tranvía, unos documentos que permanecen en algún cajón de la Consejería de Fomento y Vivienda a la espera de tiempos presupuestarios mejores. Esta labor fue encargada por el organismo autonómico a una UTE (Unión Temporal de Empresas) conformada por las sociedades Ardanuy e Iberinsa (esta última es filial del grupo Acciona).

Según informa en su portal la empresa Ardanuy, especializada en el montaje de infraestructuras ferroviarias, su trabajo se centró en el estudio del trazado y el proyecto de construcción de una línea de unos nueve kilómetros de longitud con 19 paradas. También hizo un análisis de demanda y de evaluación de alternativas de trazados, de los sistemas de electrificación y de señalización. Este no ha sido el único trabajo de la firma en Jerez puesto que también fue contratada por el Ministerio de Fomento para elaborar algunos trabajos en el desdoble de la vía férrea como la asistencia técnica del tramo de El Portal o de diversos sistemas en el tramo entre Utrera y Jerez.

La Cámara de Cuentas señala en su informe que Obras Públicas tenía previsto realizar una inversión inicial de 2,50 millones de euros que finamente se rebajaron en unos 250.000 euros tras la propuesta económica recibida por ambas empresas. Asimismo se detalla que, al cierre del informe, el organismo autonómico tenía pendiente de pagar a la adjudicataria unos 130.000 euros.

El análisis hace mención, además, de las previsiones económicas de los proyectos no conclusos para los siguientes ejercicios. Así, para el tranvía de Jerez la Cámara de Cuentas apunta que hay una previsión de gasto para el año 2015 de 150.000 euros, una cuantía irrisoria para iniciar una obra de estas características (para el de Jaén, que sigue en obras, se reservó un presupuesto de 41 millones de euros para el año pasado por ejemplo). Pero lo curioso es que para los siguientes ejercicios no hay cuantía prevista, lo que incide aún más en las escasas posibilidades de que este proyecto se ejecute a corto plazo, salvo que haya un radical cambio de postura que, a día de hoy, parece inviable. Además, se da la circunstancia de que la Junta ya anunció en 2011 que dejaba este proyecto aparcado debido a la actual de situación de crisis económica, que ha provocado que la inversión en obra pública se haya disminuido considerablemente. Y a esto se suma que el gobierno municipal no cree en el proyecto. De hecho, el PP, al entrar en la Alcaldía, anunció públicamente que rehusaba la ejecución de esta inversión al no considerarla prioritaria por lo que reclamaba a la administración autonómica que la cuantía prevista en sucesivos ejercicios se destinara a otras actuaciones para mejorar el transporte en la ciudad.

No obstante, el caso del proyecto del tranvía de Jerez no es el único que detalla la Cámara de Cuentas en su informe sobre el Plan Pista. En este sentido, hace mención de otros que también se quedaron reflejados en unos costosos estudios que no se hicieron realidad como el corredor ferroviario de la Costa del Sol o los tranvías de Almería, Campo de Gibraltar, Córdoba o e Úbeda-Baeza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios