Primera jornada de paros en Renfe

Las movilizaciones en Cádiz provocan el cierre de las taquillas

  • Los 'ansiados' aparcamientos de la estación permanecieron abiertos todo el día

La huelga convocada por los sindicatos en Renfe y ADIF se vivió ayer en Cádiz con relativa tranquilidad. Se notó principalmente en las taquillas de la estación de Cádiz capital, que permanecieron cerradas, aunque en toda la provincia apenas se vieron afectados una decena de trenes, apuntaron fuentes sindicales, y los servicios mínimos llegaban al 75% en Media Distancia y Cercanías.

Unos 25 trabajadores se concentraron en la estación gaditana por la mañana, donde los sindicatos convocantes estuvieron repartiendo octavillas e informando a los pasajeros sobre los motivos de la huelga. Desde CCOO afirmaron que sí se notaba un mayor número de pasajeros en los trenes que salieron desde Cádiz, con muchas personas de pie en los de Cercanías, y se quejaban de los "abusivos" servicios mínimos establecidos, que también incluían a los trabajadores de Atención al Cliente. Durante la mañana hubo un flujo importante de usuarios de Cercanías adquiriendo su billete en las máquinas automáticas habilitadas y muchas preguntas entre las personas que no estaban familiarizadas con esta compra o turistas extranjeros sorprendidos por el cierre de taquillas.

El personal de la estación tuvo que afanarse por atender cuantas explicaciones les fueron requeridas, especialmente en cuanto a horarios y salidas canceladas. Con mayor normalidad funcionó el servicio de larga distancia ya que los viajeros que tenían previsto utilizar el Alvia con destino Madrid ya llegaban a la estación con el billete comprado. Otro punto en el que se notó la huelga fue en el parking de la estación, donde durante toda la jornada de ayer las aspas de entrada y salida permanecieron abiertas.

Dejaron de salir cuatro trenes en dirección a Sevilla (Media Distancia) y siete enlaces desde la Bahía con Jerez de la Frontera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios