Obituario

Adiós a Doña Lola

  • Fallece a los 94 años la conocida matrona jerezana Dolores González Capote

Dolores González Capote.

Dolores González Capote. / Foto cedida por la familia

El pasado 24 de mayo fallecía Dolores González Capote (Jerez, 1927) a los 94 años. Jerezana y matrona de profesión, Doña Lola, como todos la conocían, fue parte de toda una generación de mujeres que en los años 40 no se conformó con su inherente papel doméstico y con 17 años tuvo que pedir dispensa para poder presentarse a los exámenes para comadrona.

Hija de Salvador y Ana María, comenzó a trabajar en el antiguo hospital de Nuestra Señora de la Merced y por cuenta ajena, acudiendo a los partos domiciliarios y trayendo al mundo a miles de jerezanos con ayuda de sus manos. Gracias a su independencia económica y laboral, pudo casarse y formar una familia con Baldomero Perea Díaz, un joven jienense que vino al Jerez de las viñas a emprender su negocio y al que puso nombre de Bazar Pergon.

La profesión de matrona siempre ha gozado de gran reconocimiento social. Ya en las culturas antiguas las parteras recibían honores y libertades al ser una figura indispensable cuando las madres daban a luz. Posteriormente, con su vocación y conocimiento, fueron pioneras en la investigación del cuerpo de la mujer y sus singularidades.

La vida de Lola transcurrió entre embarazadas y salas de parto antes incluso de la inauguración del Hospital de Jerez en 1968, al que se trasladó junto a sus compañeras Doña Eusebia o Mariquilla, formando juntas una de las primeras promociones de sanitarias independientes marcada por la entrega, dedicación y amor por su trabajo.

Fruto de su matrimonio con Baldomero, la jerezana tuvo cuatro hijos: Ángel, Jesús, Tíscar y Amor, quien la cuidó con devoción en la última etapa de su vida. Doña Lola fue un ejemplo de superación y una figura de referencia para todas las mujeres de su familia. Culminó su carrera asistiendo al parto de una de sus bisnietas, y quedará para siempre en la memoria de toda su familia por su carácter, resiliencia, valentía y generosidad.

Después de 94 años Lola se va, solo después de haber dado tanta vida.

Descansa en paz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios