Sucesos

Un nuevo caso de estafa a través de tarjeta bancaria en la ciudad

  • La nueva víctima llama al resto de afectados a unirse para emprender acciones

  • En apenas cinco minutos le sustrajeron 1.500 euros de la cuenta el 4 de julio

Un agente de la Policía  Nacional  hace un seguimiento informático.

Un agente de la Policía Nacional hace un seguimiento informático. / CUERPO NACIONAL DE POLICÍA

Un nuevo caso de estafa a través de los datos de la tarjeta bancaria se ha detectado en la ciudad. Después de que este medio publicara en su edición de ayer el caso de Manuel C. C., a quien retiraron sin su permiso 2.600 euros de su cuenta bancaria, ayer mismo una jerezana informó a este medio de que también ha cursado la debida denuncia ante la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía.

Si el primer caso se produjo el pasado mes de junio, éste acaeció a primeros de julio, según informó a este periódico la perjudicada, Magdalena G.

Los hechos sucedieron el 4 de julio a las 5 de la tarde. “Cuando fuimos a denunciar uno de los policías nos dijo que casos como éste eran el pan nuestro de cada día. Al parecer alguien de Albania o Lituania nos hizo una compra fraudulenta de 990 euros y a los cinco minutos otra de 498 euros”.

Una vez más, como en el caso denunciado por Manuel C. C., la indefensión que sienten las víctimas es absoluta. “En cuanto me percaté -apunta Magdalena G.- lo primero que hice fue anular la tarjeta para que no me dejaran a cero la cuenta y pedí una tarjeta nueva, como era domingo fui el lunes a las nueve de la mañana a la oficina”.

Cuando el lunes fueron a pedir explicaciones a la entidad bancaria allí se les solicitó que interpusieran denuncia en comisaría. El caso en estos momentos es que va camino de un mes que sufrieron este robo y, por el momento, nadie les ha solucionado este robo. “El seguro de la tarjeta debe hacerse cargo, ha pasado un mes y no nos han devuelto nada, ni nos han dicho siquiera si nos lo van a devolver y no tenemos ninguna garantía cuando este robo se ha debido a una falta de seguridad en el que no hemos tenido nada que ver”.

Es intención de Magdalena G. que “los afectados, que al parecer somos bastantes, nos pongamos en contacto para ejercer las acciones legales oportunas. Si esta inseguridad sigue así vamos a hacer lo mismo que se hacía antiguamente: meter el dinero debajo del colchón. Es por ello que hago este llamamiento para unirnos y reclamar el dinero que nos han robado y que nos atiendan algo que no han hecho tras casi un mes en mi caso y dos meses en el caso de la otra víctima”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios