Jerez

"Me fui de la oficina diciendo: si me toca no vuelvo; y no volví"

  • El jerezano Fernando Fernández-Gao es el ganador del premio más cuantioso que se ha dado hasta la fecha para un único acertante en la ciudad, un 'Euromillón' de 16.269.652 euros

16.269.652 euros. Esta es la escalofriante cifra que desde ayer tiene grabada a fuego el jerezano Fernando Fernández-Gao Estudillo, el afortunado acertante del EuroMillones. La vida de este empleado de la oficina de Empleo de Capuchinos ha cambiado en cuestión de segundos. Los mismos segundos que tardó su amigo Antonio en comprobar por internet que el boleto que llevaba Fernando en la mano era, junto a otro en Portugal, el acertante de Primera Categoría del sorteo.

A pesar de que la noticia de que el premio había caído en Jerez comenzó a conocerse en la noche del martes, Fernando se levantó "como siempre", no se podía imaginar lo que viviría pocas horas después. Se dirigió a la oficina y "lo gracioso es que cuando llegué dijeron, 'oye ha tocado el Euromillón por la zona'. Y bueno, como jugaba uno con los compañeros, pues dije, 'pues si os toca a ustedes, me toca también a mí'. Y ya está", declaró ayer Fernando. A las diez, se fue a desayunar "y les dije: 'si no vuelvo a la oficina es porque me ha tocado el premio..., y ya no me han visto más. Llamé a mi director cuando respiré un poco más tranquilo: 'Jota, que me tocó'. Estoy muy feliz, aunque me hubiera gustado que nos hubiera tocado a todo el mundo. Pero la mala suerte es que me ha tocado a mí solo", relató el propio Fernando mientras celebraba la noticia con su familia.

"Soy de gustos sencillos. Me gusta ir al Covirán que está al lado de la oficina, un recuerdo a mi amigo Antonio -dijo acercándose a la grabadora-, y nada, cuando llegué le dije, 'Antonio, me han dicho que ha tocado aquí el premio, tú que tienes internet mírame los números. Y me puse a comer el bocadillo de todas las mañanas con una Coca-Cola. Después el banco, llamar a la familia...", señaló el que ya algunos llaman 'Fernando el millonario'.

"Me lo voy creyendo poquito a poco. Todo ha sido una locura", reconoció como si nada hubiera cambiado, "es que soy tranquilo, soy de sangre fría. Me encuentro muy bien, y ahora con la familia pues mejor". Jugaba al EuroMillones todas las semanas y ahora, con los 59 años recién cumplidos, "me dedicaré a disfrutar".

Es conocido en su barrio, La Constancia, y desde que se extendió la noticia las llamadas colapsaron su teléfono: "He tenido que apagar el móvil porque no para. Ya llamaré a la gente tranquilo, pero vamos, que voy a tener a los amigos de siempre, los de siempre. Yo agregados no quiero ninguno. Nunca me han gustado".

En el barrio de Fernando todos están que no se lo pueden creer. Lo conocen bien. A este "currante de toda la vida" le gusta pasear con su perro y tomar algo con los amigos en los bares de la barriada. Ayer, a los 'extraños' que buscaban a Fernando, los vecinos preguntaban "¿qué eres del banco, no?". "Esta mañana vino al bar, nos sacó a la calle a mí y a Óscar y nos dijo 'mira lo que me ha tocado', enseñándome el papel del banco. 'Venga ya hombre, déjate de cachondeo', le soltamos, pero es que Fernando no es de bromear. Nos quedamos helao. Ya me ha dicho que seguirá viniendo a tomar café. Pero que no lo espere temprano, sino a partir de las once", declaró Moisés Gutiérrez. Óscar Sola añadió: "Lo que menos te esperas es que le vaya a tocar a uno que conoces. Nos alegramos un montón". Juan Luis, del bar Patrick, también conoce bien a Fernando, incluso juega muchas veces con él a los boletos en la misma administración que se ha hecho famosa. Ayer, Juan Luis no daba crédito a lo que horas antes le había enseñado su amigo: "Llegó y me enseñó un papel del banco. 'Eso lo has hecho tú en la oficina, no me lo creo'. Pero era cierto. Estamos muy emocionados".

En la administración de lotería en la que se ha validado el boleto el teléfono se 'caía' de llamadas. Mercedes y Clara Fustegueras, propietarias del establecimiento, señalaron a primera hora de ayer que "sólo llevamos un año y estamos muy contentas por haber dado este premio. Es mucha alegría y esperamos que se haya quedado en el barrio". El día de ayer fue un ir y venir de vecinos y curiosos en la administración. El efecto llamada de haber entregado los más de 16 millones de euros es un reclamo "que ni soñábamos tener". "Ya hemos dado una pequeña bonoloto de 1.100 euros y una primitiva, el pasado 2 de enero, de 2.800. Pero esto, esto es escalofriante. No nos hemos traído el champán para celebrarlo porque con los nervios ni nos hemos acordado", apuntó Mercedes.

En los alrededores de la administración, el premio de Fernando fue el tema estrella. "Esta mañana, como cada miércoles, he echado la primitiva en donde han caído los millones y es cuando me he enterado. Qué barbaridad chiquilla. Yo con 16 millones no te digo lo que puedo hacer, lo primero, quitarle las responsabilidades a mis hijos", dice Manuel Morales, vecino de la zona. Martina Serrano, camarera de La Jarrita, dice -ante las risas de sus compañeros- "yo con el piquito ese tendría bastante para arreglar a mi familia. Eso sí, me tocan los 16 millones cojo a mis padres y nos vamos del país". El sorteo de EuroMillones ha dejado en Jerez el premio más cuantioso hasta la fecha para un solo acertante en la ciudad. Desde ayer, todos quieren ser 'Fernando el millonario'.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios