epidemia de coronavirus

La paciente ingresada en la UCI del hospital de Jerez con coronavirus pasó por varios servicios sin ninguna medida de protección

  • Los protocolos no se activaron durante horas porque no se pensó que fuese un caso sospechoso

  • Ni los profesionales ni la propia enferma utilizaron mascarilla hasta que no se decidió su traslado a Infecciosos 

Imagen del hospital de Jerez Imagen del hospital de Jerez

Imagen del hospital de Jerez / MIGUEL ÁNGEL GONZÁLEZ

La paciente de 64 años que se encuentra ingresada en la UCI del hospital de Jerez con coronavirus pasó durante horas por varios servicios del centro sanitario, desde que llegará el pasado domingo, sin que se adoptará ninguna de las medidas de aislamiento y protección que aparecen en los protocolos de la Consejería de Salud, lo que ha generado una gran alarma entre los propios trabajadores del centro sanitario.

El motivo de que no se activase desde el primer momento el protocolo se debió, según fuentes consultadas, a que no se pensó que podría tratarse de un caso sospechoso, ya que la mujer había acudido al hospital en un estado que no parecía preocupante. Sí tenía tos y malestar y cuando se le preguntó si había estado en alguna de las zonas considerada de riesgo, relató que había pasado unos días en Madrid, circunstancias que no se consideraron suficientes para adoptar medidas. 

La paciente estuvo aguardando, como cualquier usuario, en la sala de espera hasta que pasó a consulta y se le prescribieron las pruebas habituales, como un análisis de sangre. Fue trasladada después a un sillón de la sala de tratamiento y posteriormente a Observación. Fueron en definitiva varias horas en las que la mujer, según ha podido saber este medio, no sólo no estuvo aislada, sino que incluso no se le llegó a poner una mascarilla. Los profesionales tampoco tomaron medidas de protección en este tiempo.   

Ya por la tarde-noche del domingo se decidió trasladar a la paciente a la unidad de Infecciosos, a una de las zonas de aislamiento de este servicio, al valorarse la posibilidad del contagio por coronavirus y es en ese momento cuando empiezan a adoptarse algunas medidas.  En esta unidad el estado de la mujer se agrava y se hace necesario su ingreso en la UCI, donde permanece.

Lo ocurrido ha provocado un gran malestar y preocupación entre los profesionales del hospital y ha obligado, tras confirmarse a mediodía de este lunes el contagio por coronavirus,  a instar a los que estuvieron en contacto con la paciente a permanecer en cuarentena en sus domicilios.

Pese a que se habían realizado simulacros en días anteriores, profesionales del centro admitían hoy que no "estábamos preparados para una situación así". Hay algunas quejas además porque se está escatimando no sólo en el hospital sino en los centros de salud el material de protección, como pueden ser unas simples mascarillas, productos, por otra parte, que se encuentran guardados bajo llave para evitar un mal uso de los mismos, como ha ocurrido ya en algunos centros sanitarios.

El sindicato CCOO ha solicitado una reunión urgente para mañana con la dirección gerencia para abordar lo sucedido.

Según ha podido saber este medio, el marido de la paciente también se encuentra en su domicilio en aislamiento.

Además, fuentes bien informadas indicaron que la paciente fue trasladada al hospital en una ambulancia convencional de los Dispositivos de Cuidados Críticos y Urgencias (DCCU), en la que viajaba un conductor. Según estas fuentes, los profesionales de estos dispositivos no fueron informados del caso positivo en coronavirus, por lo que la ambulancia ha seguido durante horas trasladando pacientes y el conductor tampoco fue advertido, aunque ya se encuentra en su casa también en aislamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios