Paro registrado

Jerez apenas recorta 200 parados en abril, tantos como resta el último año

  • La relajación de las medidas anticovid pasa desapercibida en la ciudad, que acumula 4.900 desempleados en la pandemia

  • Los jóvenes que buscan su primer empleo, los más castigados junto a las mujeres

Un camarero retira un servicio en la terraza de un bar del centro de Jerez.

Un camarero retira un servicio en la terraza de un bar del centro de Jerez. / Vanesa Lobo

Los datos del paro registrado de abril en Jerez no hacen sino acrecentar las dudas sobre la capacidad del mercado laboral jerezano para salir a flote tras el tsunami de la crisis sanitaria. La ciudad sigue inmersa en lo más profundo del hoyo de la pandemia, sin que la relajación de las medidas anticovid tengan aún reflejo en las oficinas de empleo, donde al cierre de abril seguían inscritos 32.797 desempleados, 215 menos que el mes anterior (-0,65%) y 205 menos que hace un año (-0,62%), cuando la actividad económica brillaba por su ausencia por el confinamiento de la población.

Si se exceptúa la subida del paro en abril del año pasado, primer mes completo tras la declaración del estado de alarma en el que se rebasó la barrera de los 33.000 parados, el máximo durante el ejercicio de 2020, la bajada actual es la menor de este mes en la última década tras el descenso de 600 desempleados registrado en 2013, con diferencia, el peor año de la anterior crisis económica.

La bajada media de abril en la última década, sin contar el repunte por la pandemia de 2020, supera los 820 parados, cifra que está muy lejos de la actual corrección mensual de poco más de 200 desempleados. Y sí, el descenso en Jerez, en línea con el registrado en el conjunto de la provincia, es mucho más acusado que el andaluz, en concreto del orden de seis décimas por encima de la bajada media andaluza del 0,07%, pero se queda corto, dos décimas y medias corto, frente a la bajada nacional del 1%.

En virtud de los datos publicados ayer por el Ministerio de Trabajo, el municipio jerezano acumula 4.900 parados más que antes de la pandemia –febrero del año pasado– y cerca de 5.500 más en relación al último mes de abril exento de la crisis sanitaria, el de 2019.

Es la menor bajada de abril en diez años si se exceptúa 2020 por el confinamiento

La ciudad encadena dos meses consecutivos de bajada en los que ha logrado recortar cerca de un millar de parados, menos de un tercio de los sumados en los siete meses previos de subida ininterrumpida, que le llevaron a tocar en febrero de este año el techo de la pandemia con 33.788 parados y con el que Jerez retrocedió a niveles de hace seis años, en los que se mantiene al cierre del último mes.

El gobierno local interpreta, no obstante, que la bajada de abril, por escueta que sea, es “esperanzadora”, aunque cabe recordar que en las oficinas de empleo del antiguo Inem siguen sin computarse los trabajadores afectados por ERTE, de los que un buen número se da por seguro que irán a engrosar las listas del paro.

Un camarero se dispone a servir a los clientes de un bar sentados en la terraza. Un camarero se dispone a servir a los clientes de un bar sentados en la terraza.

Un camarero se dispone a servir a los clientes de un bar sentados en la terraza. / Vanesa Lobo

Jóvenes sin salida laboral

Las personas que buscan su primer empleo, básicamente los jóvenes, lo tienen crudo, pues al índice del 40% de paro que arrastran en España según la última Encuesta de Población Activa (EPA) hay que añadir su abultada subida en Jerez, que ronda el centenar de parados más (+2,2%) en el último mes y casi el millar (+26,4%) en el último año. Ya son 4.772 en su total.

La situación de este colectivo contrasta con el descenso generalizado de abril, que da un ligero respiro a los servicios de cara a la temporada de verano, ya que concentran la mayor bajada en volumen con 372 parados menos (-1,2%) en el último mes, que se elevan hasta los 700 (-3,1%) en el último año. Aún así, el sector mantiene a 21.971 demandantes en su particular registro.

La construcción, con 3.171 desempleados en su haber, recorta 35 (-1,1%) respecto a febrero y 450 (-12,4%) en relación a abril de 2020, mientras que la agricultura, a la que hay adscritos 1.258 desempleados, ve reducido su registro en 17 personas (-1,3%) en el último mes, pero suma 129 más (+11,4%) en el último año.

La evolución del paro en la industria, con 1.625 demandantes inscritos, es justo la contraria, ya que sufre un ligero repunte de 5 parados (+0,3%) en abril, que compensa holgadamente con la bajada de 180 (-10%) de los doce últimos meses.

Otra mala noticia para acabar, y es que la brecha de género en el empleo no para de crecer en Jerez, donde el paro masculino reduce en casi un millar de desempleados (-7%) su registro en el último año, para volver a bajar de los 13.000 en su total, mientras que la situación del paro femenino empeora, con 752 desempleadas más (+4%), con las que rozan ya las 20.000.

En el último mes, los hombres también acaparan la mayor parte del descenso del paro con 172 demandantes menos (-1,3%) frente a la bajada de apenas 43 mujeres desempleadas (-2%).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios