Jerez

La ciudad pierde más de 17.000 turistas nacionales en un solo año

  • El turismo extranjero ayuda a ‘maquillar’ las cifras con una subida de 8.000 viajeros

Turistas este jueves en la plaza del Arenal. Turistas este jueves en la plaza del Arenal.

Turistas este jueves en la plaza del Arenal. / Miguel Ángel González

Comentarios 1

Jerez ha perdido 10.000 turistas, en datos generales, en un solo año. Según datos aportados por el Patronato Provincial de Turismo, Jerez cerró el año pasado, 2018, con un total de 317.572 viajeros registrados, mientras que un año antes, en 2017, la cifra fue de 327.433.

La caída hay que buscarla sobre todo en el mercado nacional, en los turistas que se desplazan a la ciudad desde otros puntos de España. No en vano la caída fue especialmente fuerte, pasándose de los 212.628 turistas a los 194.867 del último ejercicio. Las causas, según el sector hostelero, hay que buscarlas sobre todo en “la nefasta primera mitad del año que padecimos en 2018, si bien en la segunda se lograron resultados que ayudaron a maquillar resultados”, destacó a este medio el presidente de la federación hostelera provincial, Antonio de María (Horeca).

La caída de los viajeros nacionales se vio compensada con el incremento de los turistas extranjeros. Si en 2017 un total de 114.805 visitantes extranjeros se pasaron por la ciudad, el año pasado lo hicieron 122.705, lo que supuso un incremento de 7.900. Estos turistas vinieron a paliar la sangría ‘nacional’, que en un año vio rebajada su afluencia en 17.761 personas.

Resulta especialmente llamativo que Jerez comenzara el año pasado batiendo récords. No en vano en enero y febrero se obtuvieron resultados mucho mejores que en 2017 si bien a partir de marzo y abril los resultados comenzaron a caer. Sólo mayo, con el atractivo del Gran Premio, repitió cifras de ocupación en lo que al turismo nacional se refiere. A partir de ahí, y como consecuencia de un verano marcado por el mal tiempo y los temporales de viento, la sangría en plena temporada alta era de entre 2.000 y 3.000 turistas menos al mes. Buena prueba de ello es el mes en el que se alcanza la mayor ocupación: agosto. En 2017 los hoteles de la ciudad dieron servicio a 25.403 turistas nacionales y un año después, en el mismo mes, dicha cifra caía hasta los 22.501.

Incluso el mes de diciembre, con el atractivo de las zambombas jerezanas, también sufrió una considerable bajada, pasándose de los 20.053 a 17.809.

Como ha quedado dicho, la historia del turismo nacional es una y la del turismo extranjero es otra radicalmente distinta. Así, la presencia de viajeros de otros países por las calles de la ciudad se vio incrementada los meses de enero, febrero, abril, mayo, junio, septiembre, octubre y noviembre. En los restantes cayó aunque de forma leve, unas 200 personas en marzo, julio con unas 1.700, agosto unas 1.000 menos y diciembre, con apenas 500.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios