Jerez

La plaga del picudo rojo ha afectado ya en Jerez a unas 180 palmeras

  • Entre las zonas verdes más perjudicadas se encuentra el parque de El Retiro

Comentarios 2

La plaga el picudo rojo ya ha causado graves daños a unas 180 palmeras de la ciudad. Fuentes de la delegación municipal de Medio Ambiente aseguraron ayer que la mayor parte "se encuentran seriamente afectadas" y añadieron que su recuperación "es cuando menos complicada". Los efectos de este insecto se dejan sentir en especial manera en palmerales tan conocidos como el del parque de El Retiro, que ofrece un aspecto desolador o el palmeral de Luis Caballero, en las inmediaciones de Chapín.

Según datos del último censo disponible (2005) en Jerez hay registradas 4.739 palmeras en los espacios públicos. De estas hay de tres tipos: canaria, datilera y washingtoniana. "Las que ataca y prefiere más el picudo rojo es la palmera canaria y según ese censo en los espacios públicos hay registrados 1.194 ejemplares". De estas últimas, 782 son gestionadas por el personal adscrito al departamento de Arbolado de la delegación de Medio Ambiente y las 412 restantes son gestionadas por la concesionaria del servicio de Parques y Jardines, Teconma. "De las gestionadas por la delegación están afectadas y desojadas 140 palmeras canarias, es decir un 18% de las 782. Muchas más han recibido tratamiento".

Desde la delegación municipal de Medio Ambiente se destacaba ayer que "se están realizando los tratamientos pertinentes pero hay que tener en cuenta que es una plaga muy difícil y especialmente cara a la hora de afrontar tratamientos. Se está realizando un gran esfuerzo con los medios disponibles para preservar el patrimonio de palmeras existentes", se apunta desde Medio Ambiente.

Por otro lado, de las palmeras gestionadas por Teconma se estima que un 10% (unas 40) podrían estar también afectadas y se encuentran en tratamiento. El coste del tratamiento por palmera y año asciende como mínimo a unos 250 euros. "El mencionado tratamiento es caro y el daño es difícil de erradicar. Hay casos de palmeras que tratadas han tenido que ser taladas y esto ha ocurrido en un porcentaje bastante alto". El referido tratamiento tiene que ser aplicado durante todo el año, aunque ahora en otoño es cuando se intensifica.

La referida plaga entró en España por Motril en 1994 y los primeros casos en Jerez parten de 2009 en una palmera ante la fachada del hospital materno-infantil y en otra situada en la venta 'La Guita' de Las Tablas. Las actuaciones desde entonces no han cesado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios