polémica por el parking privado del hospital San Juan Grande “El objetivo es garantizar la mayor disponibilidad de aparcamientos”

  • Ante las críticas de usuarios por la instalación de un parking de pago, el San Juan Grande dice además que se ha pretendido ordenar la circulación en el interior del recinto

Un vehículo abandona este viernes el parking del San Juan Grande. Un vehículo abandona este viernes el parking del San Juan Grande.

Un vehículo abandona este viernes el parking del San Juan Grande. / MANUEL ARANDA

El hospital San Juan Grande, de la orden hospitalaria de San Juan de Dios, ha asegurado que el parking de pago que ha empezado a funcionar en el recinto, en el que se encuentra también la residencia geriátrica que los hermanos construyeron hace dos décadas, responde al doble objetivo de ordenar, por un lado, la circulación dentro del interior del complejo, dado el caos de tráfico que se llegaba a producir en ocasiones y por otra parte, poder ofrecer a los usuarios una mayor disponibilidad de plazas de aparcamiento, teniendo en cuenta las dificultades que normalmente se encuentran para aparcar no sólo en el interior del recinto, sino también en las calles aledañas.

Ante las críticas que se han producido por parte de familiares de residentes del geriátrico, fuentes de la orden manifestaron que se llevaba ya un tiempo pensando en adoptar algún tipo de medida para paliar la falta de aparcamientos en unas instalaciones que reciben diariamente una importante afluencia de usuarios. Hay que recordar que además del hospital concertado, la orden cuenta con un servicio de consultas externas, y el geriátrico, que dispone además de una unidad de estancia diurna.

De hecho, según indican desde la orden, desde hace varios meses los trabajadores y la dirección del centro aparcan fuera del recinto, precisamente con el fin de dejar más plazas libres para los usuarios. “La gestión del parking por una empresa especializada es una medida que ha tomado la dirección para garantizar mayor disponibilidad de plazas a los usuarios”, insisten estas mismas fuentes. Una disponibilidad que se consigue lógicamente al favorecer una mayor rotación de vehículos en los aparcamientos, pero que no ha gustado nada a los que se ven obligados a hacer uso de los mismos, por lo que supone de coste económico.

Para paliar en parte este coste, desde la orden recuerdan que los primeros quince minutos son gratuitos y además hay también una bonificación para el caso de largas estancias, de forma que sólo se abonan las dos primeras horas de aparcamiento, al margen del tiempo que se tenga estacionado el vehículo.

Aunque el pago del aparcamiento afecta a todos los usuarios, tanto del hospital, como de consultas, o de la residencia de ancianos, han sido los familiares de estos últimos los que se han mostrado más críticos, ya que son los que asiduamente frecuentan las instalaciones. Consideran que la gratuidad durante 15 minutos es totalmente insuficiente y aseguran que con este sistema de parking de pago, sin ningún tipo de ayuda o facilidad para los familiares de los residentes del geriátrico, se limita el derecho de estas personas a las visitas de sus allegados, y también su derecho a entrar y salir del centro de residencia como domicilio personal. Entienden, por otro lado, que estas personas ya pagan una cuota elevada por residir en el geriátrico, de 2.000 euros mensuales en régimen privado y 1.600, si su plaza está concertada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios