Jerez

Instauran el Premio 'Carmelo García Barroso' como homenaje póstumo al catedrático del jerez

  • Ayuntamiento, Consejo Regulador y UCA instauran el Premio Internacional de Investigación Vitivinícola del Marco de Jerez 'Carmelo García Barroso' 

  • El galardón reconoce la gran labor y el compromiso con los vinos de Jerez y la ciudad del catedrático e investigador fallecido en julio 

Carmelo García Barroso con una copa de vino de Jerez, al que tanto aportó desde la parcela de la investigación. Carmelo García Barroso con una copa de vino de Jerez, al que tanto aportó desde la parcela de la investigación.

Carmelo García Barroso con una copa de vino de Jerez, al que tanto aportó desde la parcela de la investigación.

El Ayuntamiento de Jerez, el Consejo Regulador y la Universidad de Cádiz han querido rendir homenaje a título póstumo a Carmelo García Barroso, catedrático y reconocido experto en los vinos de Jerez, con la instauración de un premio de investigación vitivinícola con su nombre.

El Premio Internacional de Investigación Vitivinícola del Marco de Jerez ‘Carmelo García Barroso’ es fruto del trabajo conjunto de estas tres instituciones, que según Francisco Camas, teniente de alcaldesa de Dinamización Cultural y “gran amigo” del catedrático tristemente fallecido el pasado mes de julio, “creamos una comisión de trabajo desde el minuto cero y la propuesta final ha sido instaurar este premio, que creo que es la mejor manera de rendirle homenaje y perpetuar su nombre”.

“Se trata de un reconocimiento personal a la figura académica y a una persona muy comprometida con la ciudad de Jerez”, señala el responsable municipal de Cultura, no sin recordar que entre sus muchas responsabilidades, el que fuera catedrático de Catedrático de Química Analítica de la UCA, destacado investigador e incansable divulgador de la cultura vitivinícola del Marco de Jerez, era también miembro del Consejo Social de la Ciudad de Jerez, al que se hará partícipe de esta iniciativa.

La comisión organizadora ya ha consensuado las bases del Premio ‘Carmelo García Barroso’, que a juicio de Camas hace honor a la figura del homenajeado sin desdeñar otras iniciativas surgidas desde distintos ámbitos, entre ellas la decisión anunciada con anterioridad por la propia UCA de poner el nombre del profesor al nuevo aulario del Campus de Jerez.

Faltan por concretar aún la fecha y la consignación económica, que “será importante”, antes de la presentación oficial y posterior divulgación entre la comunidad académica de la convocatoria, a la que según recogen las bases podrán optar todos los trabajos de investigación que –con rigor científico– tengan por objeto los vinos de Jerez en todas sus facetas: viticultura, enología, aspectos históricos, sociales, culturales, etc.

Los trabajos deberán ser inéditos, no estar presentados a otros certámenes que estén pendientes de fallo y no premiados en otras convocatorias, mientras que el jurado estará integrado por responsables de las entidades convocantes o serán designados por las mismas de entre personas de reconocido prestigio en el ámbito de la investigación relacionada con los vinos de Jerez.

Al margen de su vinculación al mundo del vino, el teniente de alcaldesa destaca el compromiso de García Barroso con el patrimonio histórico de Jerez que, entre otros, quedó patente con su apoyo a proyectos y planes estratégicos de Jerez como el del Centro de la Cultura del Vino y el plan director de Mesas de Asta, para el que fue designado enlace entre el Ayuntamiento y la Universidad como integrante de la plataforma ciudadana que impulsa la recuperación de este yacimiento arqueológico.

El Ayuntamiento de Jerez tiene también sobre la mesa la solicitud presentada por un grupo de amigos vinculados a la cultura del vino –miembros de la Asociación Andaluza de Enólogos, el académico José Luis Jiménez, así como alumnos y compañeros de la comunidad universitaria– para dedicarle a Carmelo García Barroso una calle de la ciudad.

Por otra parte, en fechas recientes se ha constituido en Jerez una plataforma que estudia distintas opciones para impulsar la creación de un museo escénico con el importante legado del profesor universitario, del que forman parte distintas líneas de investigación y de estudios de componentes presentes en los productos vitivinícolas y sus beneficiosos para la salud, los usos dietéticos, alimentarios y cosméticos.

Tal y como recordó el gobierno local tras su fallecimiento, el trabajo de García Barroso ha sido esencial para el desarrollo de nuevas tecnologías en la elaboración de productos vitivinícolas –secado artificial de uvas, envejecimiento acelerado, cambio climático, desalcoholización–, sin olvidar los estudios de reutilización de restos agroalimentarios para la elaboración de nuevos productos y su contribución a combatir las enfermedades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios