Jerez

El Ayuntamiento reparará el problema de humedad en las VPO de la Zona Sur

  • La delegación de Vivienda apunta a un mal uso por parte de los vecinos y anuncia que actuará en los próximos días

  • Los inquilinos aseguran que las filtraciones se deben a la falta de tuberías de desagüe desde la entrega de los inmuebles

Manchas de humedad en una de las viviendas de VPO afectadas por el problema Manchas de humedad en una de las viviendas de VPO afectadas por el problema

Manchas de humedad en una de las viviendas de VPO afectadas por el problema

Un matrimonio de origen saharaui habita una de las viviendas protegidas en régimen de alquiler de la Avenida de la Libertad promovidas por Emuvijesa y que, según los vecinos, arrastran graves problemas de humedad desde su entrega a finales de 2013.

La promoción, una de las dos construidas en la Zona Sur para el realojo de los moradores de la antigua barriada Cerrofruto, consta de seis bloques, de los que sólo el número 3, en el que vive este matrimonio, se ha visto afectado por las filtraciones de agua.

Una hija de la pareja, que reside fuera pero que recientemente pasó unas semanas en casa de sus padres durante su baja maternal, asegura que la vivienda de sus padres es la que está en peor estado y argumenta que en enero contrataron a una empresa para aplicar un tratamiento contra la humedad, pero apenas una semana después, “las paredes y los enchufes estaban otra vez chorreando”.

La familia lleva invertidos 3.000 euros en los últimos seis años en intentar arreglar el problema sin conseguirlo, explica la hija de este matrimonio, quien afirma que sus padres sufren bronquitis por los años que llevan expuestos a esta situación y que su bebé, de apenas cinco meses, está con “tos perruna y muchos mocos” tras su estancia en casa de los abuelos.

Los vecinos del bloque 3, un total de 15 familias repartidas en cinco plantas, llevan denunciando desde pocos meses después de la entrega un problema que, que según la presidenta de la comunidad, Ángeles Carpio, afecta a todos los pisos de este edificio, incluido el bajo comercial, arrendado por una ferretería que también tiene filtraciones de agua.

Las filtraciones también afectan al portal del bloque y a la ferretería que ocupa el local comercial de los bajos

El problema se aprecia a simple vista nada más acceder al portal del bloque, cuyo techo está caído, asegura la presidenta, cuyo marido, Francisco, acompañó el pasado mes de noviembre a un técnico enviado por el Ayuntamiento para comprobar el estado de las viviendas.

Ese mismo mes, curiosamente, la delegada municipal de Vivienda, Ana Hérica Ramos, visitó ‘Nuevo Cerrofruto II’, dentro de la ronda por las promociones de viviendas de protección en régimen de alquiler de Emuvijesa, sin que la presidenta de la comunidad tenga conocimiento de que se interesara por los problemas de humedad.

El Ayuntamiento, desde el que aseeguran que los vecinos no presentaron ningún parte de deficiencias el último año, han decidido intervenir tras la última visita técnica realizada a mediados de febrero.

Según la delegación de Vivienda, la actuación se realizará en cuestión de días y se centrará en tres posibles focos de entrada de agua al bloque, si bien atribuyen las filtraciones a un “posible mal uso” por parte de los vecinos.

Desde la delegación municipal, en este sentido, hacen un llamamiento a los vecinos para que realicen el mantenimiento de sus viviendas y del equipamiento comunitario, al tiempo que les conmina a ponerse al día en el pago de los alquileres para que sus reclamaciones sean atendidas.

El marido de la presidenta sostiene, sin embargo, que el técnico al que acompañó en su visita de noviembre pudo comprobar en una de las viviendas, en la que la humedad alcanza un metro de altura en las paredes, que las filtraciones obedecen a la falta de tuberías de desagüe.

“La humedad viene del suelo hacia arriba y puede apreciarse en las juntas de la losería, que están negras”, explica Francisco, quien entiende que puede deberse a un despiste de la empresa constructora.

Los vecinos no entienden que el Ayuntamiento haya tardado tanto en reaccionar. “Han venido, se han ido, han vuelto a venir y así en multitud de ocasiones, hasta que esta vez han visto que faltan los tubos y han decidido actuar”, espeta el marido de la presidenta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios