En el barrio de San Miguel

La Junta reinicia los trámites para acabar la rehabilitación de una casa palacio en la Cruz Vieja

  • Las obras llevan paralizadas desde 2019 ya que la constructora la dejó abandonada por desavenencias con la Junta

  • El Consejo Consultivo ha determinado que debe hacerse un nuevo expediente para rescindir el contrato

  • Robos en una histórica casa palacio de San Miguel

Exterior de la casa palacio que estaba siendo rehabilitada por la Junta junto a la Cruz Vieja. Exterior de la casa palacio que estaba siendo rehabilitada por la Junta junto a la Cruz Vieja.

Exterior de la casa palacio que estaba siendo rehabilitada por la Junta junto a la Cruz Vieja. / Miguel Ángel González

La Junta de Andalucía ha tenido que realizar un nuevo expediente para poder rescindir el contrato que tenía con una constructora para rehabilitar una casa palacio en la Cruz Vieja (concretamente en el número 15 de la calle Ramón de Cala). Los trabajos se encuentran paralizados desde finales de 2018 por desavenencias entre la administración autonómica y la empresa madrileña Proforma Ejecución de Obras y Servicios, adjudicataria de la actuación, que acabó dejando la obra.  

El proyecto contempla la reforma de este inmueble para la construcción de 22 viviendas que se destinarán a alquileres para familias con escasos recursos económicos. Ahora bien, durante este tiempo de paralización de las obras ha sido objeto de intentos de ocupación y de robo de materiales, lo que ha propiciado que se hayan adoptado medidas de seguridad en el edificio.  

La Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (Avra), promotora de la intervención, inició el proceso para finiquitar el acuerdo y contratar a una nueva constructora. Sin embargo, el Consejo Consultivo de Andalucía, un órgano que tiene competencia en este tipo de controversias, dictaminó el pasado mes de junio que el organismo autonómico debía iniciar un nuevo expediente.  

El órgano consultivo apunta que, al poco de iniciarse el expediente de resolución del contrato por parte de la administración autonómica, la empresa solicitó también la extinción del acuerdo. Sin embargo, la administración autonómica no atendió la petición alegando un defecto de forma ya que la solicitud no estaba firmada por el representante de la firma.  

El Consejo Consultivo de Andalucía entiende que, en este caso, la Agencia de Vivienda debería haber permitido a la constructora la subsanación del error, de ahí que considere que, al no hacerlo, debe iniciar un nuevo proceso de rescisión del contrato atendiendo la petición recibida.  

Preguntado por este asunto, fuentes de la Junta de Andalucía comentaron que ya se está trabajando en un nuevo expediente tras “el abandono de los trabajos por parte de la empresa”. En relación con el dictamen del Consejo Consultivo, la administración autonómica señala que este informe “forma parte del procedimiento” para este tipo de trámites y que este órgano solicitó “la incorporación de nuevos documentos para iniciar un nuevo expediente”.  

Por ello, apuntó que se continuará con esta tramitación para, de este modo, poder realizar una nueva adjudicación para poder concluir estas obras.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios