Cofradías

El Vaticano propone que se celebren las procesiones en el mes de septiembre

  • La Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos ofrece algunas recomendaciones litúrgicas para la Semana Santa

Un rayo de luz del Sol traspasa el palio de Madre de Dios del Patrocinio. Un rayo de luz del Sol traspasa el palio de Madre de Dios del Patrocinio.

Un rayo de luz del Sol traspasa el palio de Madre de Dios del Patrocinio. / Vanesa Lobo (Jerez de la Frontera)

La Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos del Vaticano ha emitido un decreto dirigido a los obispos de todo el mundo con directrices u orientaciones en relación a los importantes cultos que en estas próximas fechas celebrará la Iglesia. El documento expresa su finalidad ante “el impedimento para celebrar la liturgia comunitariamente en la iglesia según lo indicado por los obispos”. En este sentido, los pastores diocesanos han solicitado a Roma algunas disposiciones generales “concernientes a las próximas fiestas pascuales”.

Por tanto, el documento hace un repaso de las celebraciones que tienen lugar en la Iglesia en los días de la Semana Santa. La Misa crismal, que se celebra cada Martes Santo, tiene la potestad cada obispo de trasladarla de fecha. En cuanto a las indicaciones sobre el Triduo Pascual, cada obispo dará las orientaciones oportunas de acuerdo con la Conferencia Episcopal. En este sentido se apunta a que en la iglesia catedral de cada Diócesis y en los templos parroquiales se celebrará estos cultos sin la participación de fieles. En este sentido, se apunta a que los fieles puedan estar informados de la hora de estos solemnes celebraciones para unirse en la oración desde sus domicilios. También se motiva la participación de los distintos medios telemáticos para la retransmisión en directo, y no en diferido, de las celebraciones.

En la solemnidad del Jueves Santo se eliminarían la liturgia del lavatorio de pies y la procesión con la Reserva del Santísimo Sacramento. También se aconseja suprimir en la Vigilia Pascual la liturgia del lucernario así como la bendición del agua en la liturgia bautismal.

Procesiones

Por último el decreto manifiesta que “las expresiones de piedad popular y las procesiones que enriquecen los días de Semana Santa y del Triduo Pascual, a juicio del obispo diocesano, podrían ser trasladadas a otros días convenientes, por ejemplo el 14 y 15 de septiembre.

Por tanto, el Vaticano ya desvela algunas líneas para la celebración de los misterios de la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor, en este atípico año, así como de la recuperación de las procesiones que tendrá que ser decretada, si lo cree conveniente, por el ordinario del lugar para el mes de septiembre teniendo como fechas posibles las de los días catorce y quince que, según el calendario, caerían en lunes y martes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios