Jerez

Tres plantas con 7.638 m2 y con algunos servicios comunes que utilizará la Policía Local

La colocación de la primera piedra de la comisaría sirvió para conocer más detalles acerca de la estructura y del reparto de servicios que tendrá esta nueva sede policial. Así, según se explicó en el transcurso del acto, el nuevo edificio dispondrá de una superficie construida de 7.638 metros cuadrados y que tendrá tres plantas: un sótano, una planta baja y un primero, así como una especie de pequeña torre en su azotea.

La más amplia de todas estas plantas será precisamente el sótano (2.985,26 metros cuadrados), donde se dispondrá un amplio parking así como una galería de tiro de 20 metros de longitud para que los agentes puedan realizar prácticas. También se ubicarán allí los almacenes y los calabozos donde se mantendrá a los detenidos hasta su puesta a disposición judicial.

En la planta baja (2.280,86 metros cuadrados) se ubicará una amplia recepción (el acristalado será una de sus características más destacadas) con el consabido control de acceso y las oficinas de expedición de documentos de identidad y pasaportes, que, como es sabido, son los servicios más demandados por la ciudadanía. Otros de los servicios policiales que se ubicarán allí muy cerca de los ciudadanos serán las dependencias de Seguridad Ciudadana (patrulleros) así como la oficina de denuncias (inspección de guardia). Igualmente estarán en esta planta baja tanto los vestuarios, como las duchas y los aseos tanto del personal de la comisaría como los de los visitantes.

La primera planta será de acceso exclusivo, pues en la misma trabajarán los diferentes equipos de Policía Judicial y las diferentes brigadas que realizan su trabajo en el seno del Cuerpo Nacional de Policía. También se ubicará allí la vivienda del comisario. Todo el edificio estará atravesado por un patio vertical de luces de considerable tamaño que permitirá restringir los gastos en iluminación y que, por otro lado, dará una imagen bien diferente a la que se ofrece en la actualidad en un edificio tan viejo que hasta los prendimientos de techo son cosa habitual.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios