Jerez

La sexta ola trunca en diciembre la recuperación del empleo en Jerez

Trabajadores de la construcción en unas obras de rehabilitación.

Trabajadores de la construcción en unas obras de rehabilitación. / Pascual

El mercado laboral jerezano no termina de levantar cabeza tras dos años de pandemia. La campaña de Navidad perdió el pulso frente a la sexta ola y los efectos de la variante ómicron, que lastraron la recuperación del empleo en diciembre, el mes de las grandes expectativas, aunque no cumplidas.

Jerez cierra el año con 61.768 afiliados a la Seguridad Social tras la pérdida de 1.210 cotizantes respecto a noviembre (-1.9 por ciento), limitándose la recuperación de trabajadores con alta en el último año a 1.764 (+2.9%), del orden de un millar menos que los acumulados un mes antes, cuando se rozaron los 63.000 afiliados, el máximo en el segundo año de pandemia.

Tras el derrumbe del 4,2% del empleo propiciado en 2020 por el estallido de la crisis sanitaria y la declaración del estado de alarma, incluidos los tres meses de confinamiento de la población, que provocaron la pérdida de 2.600 empleos –sin contar aún los trabajadores que siguen en ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) que no logren reincorporarse a sus puestos una vez concluya la medida excepcional aprobada por el Gobierno para paliar el impacto del coronavirus–, la ciudad encaró el último mes de 2021 con la esperanza de volver a las cifras prepandemia, de las que apenas la separaban en noviembre 360 afiliados.

Sin embargo, la irrupción de la sexta ola espoleada por la rapidez de la transmisión del virus con la variante ómicron truncó la vuelta a la normalidad, también en el empleo, que pese a la ausencia de nuevas restricciones por parte de las autoridades sanitarias acabó resintiéndose nuevamente del covid, para aumentar la distancia respecto a los niveles de empleo de antes de la pandemia en medio millar más de afiliados, hasta despedir el año con 875 cotizantes menos que los que rezaban en las listas de la Tesorería General de la Seguridad Social en diciembre de 2019.

Diciembre lastra el cierre del año, que se aleja en 875 afiliados de las cifras prepandemia

Hasta entonces, Jerez encadenó cinco años consecutivos de subida desde el suelo de afiliación de diciembre registrado en 2014 con poco más de 53.000 afiliados, hasta los 62.643 alcanzados al cierre de 2019, lejos no obstante de los cerca de 71.000 del mismo mes de 2007, el máximo en la serie histórica registrado justo antes del estallido de la burbuja inmobiliaria que dio pie a la posterior crisis financiera.

El municipio jerezano vuelve a bajar de la barrera de 62.000 cotizantes y se sitúa, por tanto, a medio camino entre el mínimo y el máximo histórico de la afiliación de diciembre. Pero en cuestión de afiliados, como ocurre con el paro en los municipios que no son capitales de provincia por muy grandes que sean, el mes no es como empieza, sino como acaba, ya que los únicos datos que facilita el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones en la materia ofrecen una foto fija de la situación el último día de cada mes. Es decir, los contratos de corta duración, de una semana o dos semanas, por ejemplo, sólo salen reflejados como altas en la Seguridad Social si están a caballo entre dos meses. Sin embargo, si el contrato empieza y termina dentro del mismo mes, no tendrá reflejo en las estadísticas de la Seguridad Social.

Un obrero retira los escombros de una obra en el centro. Un obrero retira los escombros de una obra en el centro.

Un obrero retira los escombros de una obra en el centro. / Pascual

Régimen General versus autónomos

El régimen general, al que hay adscritos 48.033 altas de trabajadores al cierre de diciembre, acapara prácticamente toda la caída mensual, con un descenso de 1.250 afiliados en relación a noviembre (-2.5%), a los que se unen otras siete bajas entre las filas de los autónomos, que completan el año con 10.726 afiliados tras su récord absoluto de 10.733 registrado en noviembre.

El régimen agrario y los empleados del hogar se salvan del retroceso del último mes, el primero con una docena de afiliados más que en noviembre y 12.176 en su registro particular; los segundos, con dos cotizantes más y 823 en su total.

La afiliación vuelve a bajar de la barrera de 62.000 cotizantes tras la caída mensual del 1,9%

En el último año, la subida se concentra en el régimen general, que crece un 3,5% con 1.645 afiliados más, y en el de los trabajadores por cuenta propia o autónomos, con un incremento del 2,7% y 282 cotizantes más.

El régimen agrario y los empleados del hogar retroceden en el conjunto de los últimos doce meses, en los que la actividad agropecuaria cede cerca de un 6% con una merma de 137 afiliados, mientras que el empleo doméstico cede un 2,6%, que en su caso suponen 137 cotizantes menos.

El régimen de los autónomos es el único que mejora sus resultados de prepandemia con cerca de 460 afiliados más que en diciembre de 2019, lo que supone un incremento del 4,4%. El resto de regímenes pierden cotizantes en los dos últimos años, en los que el general se deja cerca de 1.100 afiliados (-2.2%) y el agrario unos 200 (-4.4%), mientras que el doméstico pierde 36 cotizantes y el 3,6% en términos relativos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios