Empresas

Para no tener que esperar 108 años

  • CaixaBank reúne en Jerez a 200 directivas y emprendedoras para analizar los retos de la igualdad

La bodega Los Gigantes de González Byass acogió este jueves “con muchísima ilusión” un encuentro-coloquio dedicado a la diversidad en las posiciones directivas organizado por CaixaBank, que reunió a más de 200 mujeres emprendedoras y directivas con el objetivo de analizar los retos de la igualdad de género. El concurrido acto estuvo presidido por María Jesús Catalá, directora territorial de CaixaBank en Andalucía Occidental; y Antonio Vila, presidente de MicroBank.

El coloquio, conducido por Rocío Pizarro, directora de Banca Privada y Premier de CaixaBank en Andalucía Occidental, contó además con las voces inspiradoras en el ámbito del sector empresarial andaluz Almudena Plaza (Maya Handbags), Begoña Romero (Trasfrutalla) y Leticia Domínguez (Leticia Domínguez Arte&Moda), quienes compartieron con todos los presentes los retos de emprender y desarrollarse en el ámbito profesional desde la óptica femenina. Una jornada coorganizada por MicroBank, el banco de microfinanzas de la entidad, con el objetivo de impulsar la igualdad entre hombres y mujeres, apoyando el rol de la mujer en la empresa y en la sociedad.

María Jesús Catalá expuso al público los beneficios de las mujeres en posiciones de liderazgo. “Las empresas con más mujeres en sus equipos directivos tienen un 21% de probabilidades de obtener mayores beneficios que las peor posicionadas en diversidad (McKinsey, 2018). Y si la diversidad se extiende al ámbito cultural, la probabilidad es aún mayor (33%)”, destacó. Además, subrayó que el estilo de liderazgo femenino, más relacionado con un enfoque horizontal y con características como la empatía, sensibilidad y búsqueda del consenso, “es muy recomendable en las organizaciones cada vez más planas e interconectadas de hoy”. CaixaBank cuenta con un 39,9% de mujeres en posiciones directivas, uno de los porcentajes más altos del sector.

A este respecto Catalá destacó, sin embargo, que para que las mujeres alcancen las máximas cotas de presencia en los comités de dirección de las empresas “hay que seguir trabajando. Porque si no hacemos nada, este objetivo tardaría en conseguirse ‘sólo’ 108 años”.

Catalá explicó el programa Wengage, que incluye medidas internas para fomentar la flexibilidad y la conciliación, la formación o los planes de mentoring femenino, mediante los cuales directivas de la entidad asesoran a otras profesionales en el desarrollo de su carrera profesional.

En el ámbito externo, el compromiso de CaixaBank con la diversidad incluye la promoción del debate y la conversación pública en torno a la diversidad (jornadas eWoman); la organización de diferentes premios y reconocimientos al liderazgo empresarial (Premio Mujer Empresaria) o a la excelencia académica (Premios Wonnow Stem); o líneas de acción vinculadas al deporte (patrocinio de la selección femenina de baloncesto). CaixaBank está adherida al Women’s Empowerment Principles, de Naciones Unidas; al Acuerdo Voluntario con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad Más mujeres, mejores empresas para una mayor representatividad de la mujer en posiciones directivas; o al Charter de la Diversidad, para fomentar la igualdad de oportunidades y las medidas antidiscriminatorias.

Gracias a este compromiso, CaixaBank cuenta con la Certificación EFR (Empresa Familiarmente Responsable) de la Fundación Masfamilia y ha sido merecedora de diversos reconocimientos, como el Premio 25 aniversario de FEDEPE (Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias).

Respecto a las tres ponentes inspiradoras, Almudena Plaza, ex directiva de Ikea y hoy impulsora de Maya Handbags, relató su trayectoria hasta llegar a puestos directivos desde la base, y cómo las ganas de progresar y asumir riesgos la llevaron a dirigir su propia empresa, a crecer, en definitiva y a ser la “dueña de mi propia vida”.

Por su parte, Begoña Romero (Trasfrutalla) también empezó ‘desde abajo’ en esta empresa familiar, “algo que me ha hecho tener más pasión, si cabe, por el trabajo”. Con 28 años llegó al consejo de administración de la empresa, sólo conformada por hombres, como suele ser ‘norma’ hoy en las empresas del país.

Por último, Leticia Domínguez (Leticia Domínguez Arte&Moda), cuya firma desfiló en el acto, explicó que recibió el apoyo de MicroBank cuando necesitaba impulsar su carrera profesional. Gracias a la concesión de este microcrédito consiguió su sueño de unir moda y arte en un mismo concepto.

Antonio Vila cerró el coloquio y destacó que para “muchas emprendedoras, iniciar su propio negocio se presenta como la única salida profesional a una situación de paro. A través de nuestro banco nos dirigimos principalmente a aquellos colectivos con mayores dificultades de acceso al crédito debido, principalmente, a la falta de garantías y de historial crediticio, especialmente cuando se trata de iniciar un proyecto empresarial”.

El acto finalizó con un desfile de moda flamenca en el que participaron dos mujeres de ‘Pulseras Rosas’, iniciativa que ayuda a mujeres antes, durante y después de un tratamiento oncológico. En el desfile, que estuvo amenizado con una actuación flamenca y la música en directo del grupo ‘Isabel Sollero’, participaron los diseñadores Flamenka, Luisa Reyes, Rocío Martín Degitana, José Raposo, Leticia Domínguez y Pulseras Rosas & Sonibel.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios