Coronavirus en Jerez El aperitivo le puede costar 600 euros

  • Además de los hosteleros, los clientes que se salten las normas de las terrazas se enfrentan a sanciones que pueden alcanzar hasta los 3.000 euros en el peor de los casos

'La Jarrita', poco antes de ser cerrada el pasado lunes. 'La Jarrita', poco antes de ser cerrada el pasado lunes.

'La Jarrita', poco antes de ser cerrada el pasado lunes.

Abrir una terraza "al 50%" en estos tiempos de desescalada se está convirtiendo en un verdadero ejercicio de riesgo para los empresarios hosteleros. Pero no son sólo ellos los que se enfrentan a una sanción económica pues los clientes pueden llegar a ser sancionados con hasta 600 euros de multa.

Para evitarlo, los clientes deben consumir sentados en las mesas de los veladores. En caso de que sean sorprendidos por las fuerzas del orden consumiendo de pie se entenderá como algo sancionable, como un exceso de aforo, tanto para el cliente como para el dueño del bar que lo ha permitido.

La forma en la que se responda ante una inspección de las fuerzas del orden (Policía Nacional y Local) puede incrementar seriamente las sanciones, tanto a clientes como a hosteleros. Una actitud hostil puede provocar que el vino o la cerveza del aperitivo pueda llegar a salir por 3.000 euros.

Empresarios de Jerez consultados por este medio han destacado que "el nivel de compromiso debe ser que si tiene permiso para sacar diez mesas debe sacar cinco y dejar de servir en cuanto tenga 20 clientes". Pese a todo hay ciertas lagunas, pues el Boletín Oficial del Estado contempla la posibilidad de que hasta diez personas estén sentadas en una agrupación de mesas.

En este caso es Interior quien dicta los márgenes de la propuesta de sanción, si bien después cada delegación del Gobierno será la encargada de 'afinar' la multa. Desde el Gobierno se marcan unos márgenes de propuesta de sanción comprendidos entre un mínimo de 601 euros y un máximo de 10.400.

Se está haciendo especial hincapié en que las mesas sean desinfectadas entre servicio y servicio, que el camarero que atienda vaya debidamente protegido, así como que en las mesas no se instalen elementos de uso compartido como son las cartas, los servilleteros o los palilleros.

La jornada de este martes, segunda jornada con terrazas "al 50%", ha sido mucho más tranquila en los bares que decidieron abrir. En gran parte la lluvia que cayó sobre la ciudad durante toda la mañana así lo propició.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios