Jerez

Los trabajadores de Holcim protestan por el ERE con una marcha hasta el centro de Jerez

  • Los afectados reiteran que "esta fábrica es muy rentable, con y sin cambios de normativa" y lamentan que la dirección no negocie alternativas a los despidos

  • La manifestación, encabezada por una figura alegórica de un trabajador crucificado, acaba con la lectura de un manifiesto en la plaza del Arenal

Marcha de los trabajadores contra el ERE de Holcim en Jerez Marcha de los trabajadores contra el ERE de Holcim en Jerez

Marcha de los trabajadores contra el ERE de Holcim en Jerez / Pascual (jerez)

Unos 150 trabajadores de Holcim han protagonizado esta mañana una marcha a pie desde la fábrica hasta el centro de Jerez para protestar por el ERE extintivo presentado por la dirección de la empresa, que no contempla otra alternativa pese a los intentos de los representantes de los trabajadores de tratar de negociar alternativas a los despidos planteados.

La marcha arrancó a las nueve de la mañana desde la fábrica de Holcim, en las proximidades de Las Pachecas, con la escolta de la Guardia Civil hasta Los Albarizones, cuando la Policía Nacional se encargó de acompañar a los trabajadores y la Policía Local iba abriendo camino y parando la circulación para dejar paso a la marcha, encabezada por una figura alegórica de un trabajador de la cementera crucificado, que al final de la procesión fue portado por trabajadores.

A medida que la marcha avanzó por Jerez fueron sumándose personas a las reinvindicaciones y representantes de partidos políticos como Izquierda Unida y Podemos Jerez hasta llegar a la plaza del Arenal, donde acabó la concentración con la lectura de un comunicado y donde Mamen Sánchez, alcaldesa de Jerez, estuvo dialogando con algunos trabajadores junto a varios miembros del equipo de gobierno.  

En la marcha, consignas de 'Holcim no se cierra' y sobre la 'farsa' de la empresa antes de que Agustín Moreno, uno de los representantes de los trabajadores, leyera un comunicado tras agradecer a la Guardia Civil, la Policía Nacional y la Policía Local "hacer posible nuestro derecho a manifestarnos de forma segura". La queja es la cerrazón de la empresa, "que no quiere negociar alternativas que consideramos viables para evitar los despidos". El próximo capítulo, el martes en Sevilla, cuando volverán a verse trabajadores y empresa.

Manifiesto

El manifiesto con el que acabó la marcha en la plaza del Arenal fue el siguiente:

"Estamos hoy aquí para hacernos visibles. Para mostrarnos como familias que quieren ser utilizadas por una multinacional como despojos y seguir con su maquinaria aniquiladora que comenzó tras la desaparición de la burbuja. Nos vendieron en 2007 que no podían mantener sueldos, que estaban en números rojos y para ello se nos congeló el salario a todo el grupo. En 2009 nos vendieron que necesitaban un plan de viabilidad para seguir adelante, bajando drásticamente los derechos conseguidos durante años. Ya tenían una bajada de sueldos y un aumento de funciones. En 2012 nos aumentaron la jornada 200 horas de forma gratuita. Estamos en un momento en el que hemos conseguidos resultados que ni ellos mismos se esperaban.

Pero todo es poco, porque el negocio del cemento lo tienen limitado a los grandes negocios. Si vender cemento significa ganar mucho más que vender derechos de CO2, se vende; pero si no, no se vende. Ahora nos quieren decir que no se vende: no se vende porque no queréis. Porque tenéis otros negocios que os benefician más.

Aquí esta el resultado de vuestras gestiones: 300 familias a la calle, no solo de Jerez porque sabéis que tanto el personal propio como el auxiliar componen el ejemplo perfecto de comunidad de la provincia: tenemos personal de zonas cercanas como Las Pachecas, Paterna o Medina, pero también tenemos personal de Sanlúcar, Chiclana, El Puerto o Cádiz. Además de personas que han venido de otras localidades lejanas como Lorca, Córdoba, Jaén, Torredonjimeno, fruto de jugadas pasadas que todavía duelen y pesan.

Pero ya estamos hartos de que queráis cambiar vidas por dinero y por empezar de nuevo. Esta fábrica es muy rentable, con y sin cambios de normativa de CO2. Nosotros sabemos de vuestras intenciones y vosotros no sabéis ni como se trabaja en una fábrica. Por eso solo sabéis hacer caja.

Tenemos infinidad de argumentos y vosotros no tenéis ni las reuniones preparadas. Vacías de argumentos, sin personas especializas y con datos maquillados. Todo para enmascarar la farsa que queréis llevar a cabo.Nosotros tenemos argumentos para estar dos meses convenciéndoos de que la fábrica debe seguir como está. Y vosotros también lo sabéis. Pero pretendéis hacer la jugada de Cemex cerrando y abriendo y seguir ganando a costa de un estado que os siga dando juego sucio y dividendo.

Aquí estamos y aquí seguiremos aunque haya gente infiltrada intentando desmoralizar al personal. Con nosotros no se juega".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios