Día de San Dionisio

Un traslado a 'ritmo' de protestas

  • Trabajadoras de Acasa y Respuestas Auxiliares, junto a despedidos delAyuntamiento, protagonizan una sonora movilización en la plaza de la Asunción para boicotear los actos por el Día de San Dionisio

 La música que ayer puso banda sonora al traslado del Pendón no fue otro que la pitada de las trabajadoras de Respuestas Auxiliares y Acasa, y despedidos del Ayuntamiento. Ya lo habían avisado. Estarían en la plaza de la Asunción para mostrar su rechazo al ERE municipal y a los impagos de las nóminas, una movilización que no tuvo la fuerza esperada al encontrarse la céntrica plaza cercada por completo para impedir la entrada de cualquier empleado, incluso del ciudadano de a pie.

Antes de que comenzara el traslado, las primeras que se hicieron notar fueron las trabajadoras de ayuda a domicilio, que gritaron una y otra vez “Pelayo, despierta, Acasa está en la puerta”, al que se unieron lemas por parte de todos los manifestantes como “esto es una dictadura” y “Pelayo, ya te queda menos”. En estas primeras horas de celebración por el Día del Patrón, las que captaron todas las miradas fueron las empleadas de las concesionarias, sobre todo cuando el párroco monseñor José Luis Repetto Betes se acercó a las trabajadoras y les pidió “respeto” ante los actos religiosos que se celebraban en San Dionisio. “Pido respeto al Patrón que representa a esta noble  ciudad. También pido respeto al Ayuntamiento, elegido por el pueblo, aunque naturalmente, respeto también el derecho a la protesta”, señaló el párroco. Monseñor José Luis Repetto Betes añadió que “en esta plaza y con el Pendón en la calle no me parece el momento adecuado. Estoy de acuerdo con que si uno trabaja y no le pagan, tiene derecho a la protesta, pero no a formar este escándalo en la puerta de la Iglesia cuando viene el Pendón con su historia y su categoría. No ha habido el mínimo respeto, no”. El párroco de San Dionisio no dudó en remarcar que puso voz a los que piensan igual que él y a los que “no tienen el arrojo para decirlo. No estoy negando el derecho a comer ni el derecho a protestar, de hecho, he pedido a San Dionisio por todos los que no tienen trabajo y por los que lo tienen y no cobran”. 

Ante estas palabras, el colectivo de ayuda a domicilio mostró su  malestar al declarar que “¿respeto? Pues mire, lo único que queremos es cobrar, comer y mantener nuestras casas. Desgraciadamente, muchas compañeras han tenido que recurrir a Cáritas para poner un plato de comida en la mesa, pero bueno, con la Iglesia hemos topado”, apuntó ayer la presidenta del comité de Acasa, Encarnación Barrios. 

Los manifestantes unieron fuerzas para hacer el máximo ruido cuando la corporación municipal realizó el traslado del Pendón desde el Cabildo Antiguo a San Dionisio, y su posterior regreso al Consistorio. Una vez que comenzó el acto de los Premios Ciudad de Jerez, los trabajadores se concentraron a las puertas del Ayuntamiento para interrumpir la entrega de los galardones, una acción que no consiguió su efecto porque dentro del Cabildo apenas se escuchaba el ruido. 

La nota de originalidad de  la jornada llegó cuando los ex trabajadores municipales y empleadas de concesionarias realizaron su peculiar traslado de “la pendona”. Cuatro grandes marionetas con las caras de algunos delegados y otra que representaba a la alcaldesa, María José García-Pelayo, recorrieron a ritmo de la canción ‘Que la detengan’ la plaza del Arenal y calle Larga. Fue en el templete de la alameda del Banco donde dieron a conocer sus ‘galardones’ ante las risas y aplausos de empleados y sorprendidos jerezanos que pasaban la mañana en el centro. Una vez que captaron la atención de los presentes, comenzó la entrega de los galardones, entre los que se incluía el premio “a la más mentirosa” para la regidora popular; “al más dedócrata” para Antonio Saldaña; “al mejor patrón de romanos”, para el delegado Javier Durá; “al mal ambiente” dirigido a Felisa Rosado y “al malestar social” para Isabel Paredes, y así hasta completar el gobierno local. 

La alcaldesa no hizo oídos sordos a las protestas y tanto durante su discurso en los Premios Ciudad de Jerez como al término de la celebración, reconoció que “el presente es un presente difícil en toda España. Entiendo que se hayan producido movilizaciones, pero los trabajadores deben saber que este gobierno está dedicado las 24 horas a resolver la situación económica del Ayuntamiento”. La popular señaló que esta situación “tiene su punto y final, y coincide con el fin de año. En 2013 ingresaremos lo que tenemos que pagar”. Pelayo reconoció además, como ha repetido en anteriores ocasiones, que este mes “no esperábamos que la situación fuera tan compleja, pero el pago de las indemnizaciones  del ERE nos ha trastocado la contabilidad”. Aunque eso sí, quiso remarcar que “según nos ha dicho la Junta de Andalucía, las trabajadoras de Acasa van a cobrar entre el 15 y 16 de octubre. En cuanto Respuestas Auxiliares, la plantilla conoce que a primero de noviembre se va a hacer el pago”. Acabó así un traslado en el que la conflictividad laboral volvió a marcar el Día del Patrón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios