Viajeros

¿Qué países mandan en el turismo de otoño en Jerez?

  • Alemania, Reino Unido y Francia lideran las visitas a la ciudad en esta estación

  • Tan sólo en restaurantes y bares gastan una media de 60 euros diarios, hoteles aparte

Turistas extranjeros, en la calle Lancería de Jerez, esquina con Arenal. Turistas extranjeros, en la calle Lancería de Jerez, esquina con Arenal.

Turistas extranjeros, en la calle Lancería de Jerez, esquina con Arenal. / Vanesa Lobo

Los turistas que recalan en Jerez durante este otoño de 2019 son eminentemente extranjeros. Los principales países de procedencia son Alemania, Reino Unido y Francia. Cuantificar el número de ellos que pasa por Jerez a estas alturas de estación es complicado si bien se puede destacar que, según el Observatorio Turístico de la Diputación provincial de Cádiz, el año pasado pasaron por la provincia casi 300.000 turistas alemanes (291.877 exactamente), poco más de 100.000 procedentes de Reino Unido (113.650 personas) y casi 80.000 franceses ( 79.156 viajeros).

Según Francisco Díaz, representante de la patronal Horeca en la ciudad, “se trata de turistas de alto poder adquisitivo que se hospedan en los hoteles de la ciudad con mayor categoría”.

Asegura este veterano empresario hostelero que “no se trata de turistas que suelan quedarse en apartamentos turísticos, sino que son personas que suelen demandar servicios, es decir, que no vienen dispuestos a cocinarse la comida ni mucho menos”.

Otro detalle especialmente importante es que “suelen tener un elevado gasto en hostelería”. Así, suele ser habitual que cada vez que se sientan a comer la factura media por persona no baje de los 30 euros, lo que viene a suponer un gasto en comidas de unos 60 euros al día, sin meter en esta cifra los gastos de alojamiento.

“Los alemanes, ingleses y franceses no suelen hacer comidas en los hoteles, raramente las hacen, especialmente los días de llegada o de salida rumbo al aeropuerto”. Se suele tratar de grupos, de personas que se organizan para visitar Jerez en esta época del año aprovechando así la bonanza de un clima que en sus países de origen ya empieza a ser bastante desagradable.

Si hay algo que caracteriza a los visitantes europeos que 'mandan' en el turismo otoñal jerezano es que “son perfectos conocedores tanto de la gastronomía española como de las especialidades de la cocina jerezana”. Así, Francisco Díaz, propietario de 'Don Tapas', destaca que “la gastronomía jerezana está al alza. Ya son muchos los visitantes que vienen buscando determinados establecimientos donde amigos suyos, que vinieron años pasados, disfrutaron con la comida”. Esto ni mucho menos no es óbice para que “los grandes pilares del turismo de la ciudad, como son los caballos, las bodegas y, a cada año que pasa más, el flamenco, sean atractivos cada vez más demandados”.

La cifra de turistas alemanes no para de crecer desde el pasado año 2014, una vez superados los efectos de la última crisis económica. Por su parte, el turismo del Reino Unido y el de Francia mantienen la misma tónica si bien dicho crecimiento se ha estancado en el último año. Habrá que esperar al cierre de 2019 para ver cómo ha evolucionado a lo largo del año en curso.

Estos turistas se erigen en una fuente de ingresos para un sector que en breve vivirá en este mes de noviembre su particular 'mes de los muertos', llamado así tanto por su tradicional carácter fúnebre como por el hecho de que junto a la segunda mitad de enero y la primera de febrero se erige en uno de los peores periodos de venta del año. “No es complicado encontrar negocios hosteleros que aprovechan para dar vacaciones al personal e incluso para cerrar por completo y realizar las pertinentes reformas”.

De forma indudable, las numerosas conexiones de que dispone el aeropuerto de Jerez con capitales alemanas influyen de forma determinante en el hecho de que este turismo se mantenga en uso niveles realmente atractivos para la industria hotelera y hostelera de la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios