Jerez

La última escapada de 'Deseado'

  • Denuncian en comisaría la sustracción, en un casco de bodega de propiedad municipal, de un toro disecado de 464 kilos, antiguamente propiedad de Osborne, y que sirvió de modelo para la célebre valla publicitaria

Comentarios 32

Quién le diría a 'Deseado', 464 kilos de toro bravo, de la ganadería Osborne, en los tiempos en que pastaba feliz como semental en la dehesa, que décadas después de aquellos maravillosos días, convertido tras su muerte en una pieza de colección gracias al arte de la taxidermia, acabaría con sus huesos en una bodega en pleno barrio de San Mateo de Jerez y que, encima, podría haber sido objetivo de los ladrones.

La historia, desde luego, tiene su miga. José Luis Cala Bonilla, reconocido aficionado a la fiesta de los toros en Jerez, presidente de la peña cultural taurina Puerta Gayola que se enclavaba antiguamente en la calle Guarnidos, se presentaba el pasado lunes en la comisaría de Policía para denunciar la desaparición del astado, junto a otra serie de mobiliario, objetos y cartelería taurina valorada en unos 50.000 euros.

José Luis cuenta que, en su día, tanto el toro como el resto de los artículos se encontraban en el local de su peña, pero que una vez que el alquiler expiró y la propietaria decidió no renovarle el contrato, se vio con que todo acabaría en la calle.

Es entonces cuando afirma -y así viene reflejado además en su denuncia- que acudió al por entonces delegado de Urbanismo, Pedro Pacheco, hoy día candidato a la Alcaldía por Foro Ciudadano, para comentarle su situación, a lo que éste le comunicó que podía depositar todas sus pertenencias en una bodega, propiedad del Ayuntamiento en la calle Cristal.

El casco de bodega es competencia de la delegación de Infraestructura y según el afectado, para acceder a ella hay que acudir a la mencionada delegación y solicitar las llaves.

Desde el Ayuntamiento afirman no saber desde cuando podía estar allí el toro, aunque efectivamente reconocen que en su día se produjo un robo, aunque no se conoce si entre lo sustraído se podría encontrar el astado.

Así y todo, la fecha de su desaparición no está clara. José Luis afirma que la penúltima vez que entró en la bodega, el 1 de agosto del pasado año, todavía seguía allí, al igual que el resto de sus pertenencias, si bien el 22 de marzo fue cuando se encontró con la desagradable sorpresa de ver cómo de 'Deseado' sólo quedaba un pitón que romperían aquellos que se lo llevaron.

El afectado no se explica cómo han podido sustraerlo dado su peso -más de 400 kilos de toro relleno de escayola- por lo que cree que para ello se pudieron valer de una grúa.

José Luis, además del cariño que le tenía a la estatua, afirma que tiene una gran historia detrás, en tanto que señala que cuando lo adquirió de Osborne, desde la empresa portuense le informaron que el animal había servido de modelo al artista Manolo Prieto para crear la célebre valla publicitaria que hoy día se encuentra repartida por las carreteras de toda España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios