Economía

El último refugio del empleo en Jerez

  • El campo y la hostelería generan casi la mitad de la contratación de enero en el término municipal, marcada por la caducidad · Los contratos fijos tocan suelo con una caída desde la última reforma laboral del 40%

Los micrófonos le jugaron una mala pasada al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, cuando el pasado mes de enero en una charla informal con alguno de sus homólogos de la UE durante el Consejo Europeo aseguró que la reforma laboral en ciernes le iba a costar una huelga general. Poco ha trascendido del contenido de la nueva reforma que el Gobierno presentará mañana y que, hasta entonces, merece el beneficio de la duda, la que no cabe ya en los resultados de la anterior reforma, la que le costó una convocatoria de huelga al Ejecutivo socialista y que no sólo no ha logrado frenar la sangría en el empleo, sino que ha tirado por tierra la contratación, en particular la de carácter indefinido.

El exministro de Trabajo del PSOE, Valeriano Gómez, no ocultó las intenciones de la última reforma al afirmar que "prefiero un contrato temporal a un parado", axioma que le sirvió para justificar la supresión de la obligación de hacer fijos a los trabajadores que encadenen contratos temporales y que las empresas jerezanas se tomaron al pie de la letra, hasta provocar el ejercicio pasado una caída de casi el 10% en la contratación indefinida, con casi 3.333 en el conjunto del año y 277 de media mensual frente a los 333 que se alcanzaron en 2010.

La medidas urgentes adoptadas por el Gobierno a finales de agosto agravaron la situación, ya que en los últimos cuatro meses del año el descenso de los contratos fijos se disparó hasta rozar el 40%, con una media de 150 contratos indefinidos menos al mes que en el último cuatrimestre de 2010.

El panorama no mejora en el arranque del año, que marca el peor registro de enero para los contratos sin fecha de caducidad desde el comienzo de la serie histórica en 2006, apenas 201 contratos fijos, que también se traducen en un descenso interanual del 40%, con 130 menos que el mismo mes del año anterior.

La variación en los últimos doce meses de la contratación en su conjunto avala esta hipótesis, ya que frente al 40% de bajada de los indefinidos, en la suma con los temporales el descenso en los últimos doce meses se reduce al 1,5%. La evolución mensual también arroja un retroceso, en este caso algo superior al 15%.

En el término municipal se firmaron en enero un total de 5.752 contratos -entre fijos y temporales-, de los que el 60% correspondieron a hombres y en igual proporción a personas con edades comprendidas entre los 25 y los 44 años.

La evolución a la baja de los contratos de carácter indefinido tiene reflejo en las actividades que generan más empleo en la ciudad, en concreto la agricultura y la hostelería, que junto a los servicios auxiliares aportan 2.800 contratos en enero, casi la mitad de los registrados en el mes.

Junto a la hegemonía de los sectores marcados por la fuerte temporalidad, los últimos refugios del empleo en Jerez y que en el caso de la agricultura aporta un sólo contrato indefinido de casi un millar en su total, aparecen otras ocupaciones en auge, relacionadas con los servicios sanitarios y sociales, las actividades artísticas y recreativas, así como la construcción y el comercio al por mayor, que concentran en torno al 30% del total con más de 1.700 contratos. El 20% restante está muy repartido entre la industria manufacturera, el transporte, la educación, la administración pública, las actividades científicas y técnicas y otros servicios.

El último reducto lo integran la industria extractiva, los suministros de energía, gas, agua..., la información y comunicaciones, los seguros, inmobiliarias, y la actividad de los hogares como productores de bienes y servicios para uso propio, que no llegan al medio centenar de contratos.

La demanda de las empresas, por contra, se centra en las ocupaciones elementales y los trabajadores de restauración y vendedores, que representan más de la mitad de las contrataciones de enero. Le siguen Los artesanos y trabajadores cualificados de las industrias manufactureras y la construcción, así como los técnicos y profesionales científicos e intelectuales, ocupaciones en las que encuentran salida laboral otro 20% de los contratados en enero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios