Balance del puente festivo Un 80% menos de ventas que el año pasado, según Horeca

  • Su presidente, Antonio de María, lamenta que “la climatología no nos ha acompañado”

  • Restaurantes y bares conformaron la oferta hostelera ante el cierre de hoteles y discotecas

Agentes de la Policía Local patrullando por la céntrica plaza Plateros, en el centro, durante el pasado fin de semana. Agentes de la Policía Local patrullando por la céntrica plaza Plateros, en el centro, durante el pasado fin de semana.

Agentes de la Policía Local patrullando por la céntrica plaza Plateros, en el centro, durante el pasado fin de semana. / Pascual

Según los cálculos de la patronal hostelera provincial, Horeca, “los bares, restaurantes y cafeterías han hecho un 80% menos de caja este puente de la Constitución en comparación con el del año pasado”. Así lo asegura Antonio de María, presidente de dicho colectivo empresarial, quien destaca igualmente que “para colmo de males el tiempo no ha acompañado”.

Ni que decir tiene que una de las principales fuentes de ingresos de los negocios hosteleros se encuentra de puertas afuera, en las terrazas, donde multiplican su capacidad de hacer negocio. Dicha capacidad, que actualmente es la prácticamente la única al estar rebajada la presencia de clientes en las barras, provoca que los veladores se hayan erigido en la gran esperanza de hacer “una caja decente”.

Antonio de María apunta que “el tiempo no ha acompañado, por lo que la afluencia a las terrazas se ha visto mermada a excepción del sábado”. El resto de días han sido desapacibles. En el ánimo del sector se encuentra la esperanza de que Juan Manuel Moreno, presidente autonómico, autorice una relajación de las actuales normas anti-Covid. Es evidente que los resultados sanitarios que se den como consecuencia del puente, donde ha habido algunas aglomeraciones en el centro urbano de Jerez, serán esenciales a la hora de permitir, o no, cierta relajación en unos horarios que el sector considera “muy restrictivos” y sobre los que siempre planea la sombra de Madrid, donde los contagios bajan pese a gozar de una amplitud de jornada muy superior a la andaluza.

El presidente de Horeca destaca que el sector hostelero está bajo mínimos, prácticamente invernando, en unos días en los que se solía hacer buen negocio. La prohibición de los desplazamientos ha dejado a cero las ocupaciones en los apartamentos turísticos, en los rurales y en los costeros. “El resto del sector ha estado a cero”, apunta De María. “Los hoteles han hecho un cero por ciento, las discotecas también. Los alojamientos están cerrados en su práctica totalidad ante la imposibilidad de recibir clientes de fuera de la ciudad que, obviamente, son quienes necesitan de un alojamiento en una ciudad que no es la suya.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios