Jerez

El vinagre embotellado come terreno a las ventas a granel

  • El condimento jerezano cede un 15% en el semestre, pero las salidas en botella crecen un 2%

El vinagre de Jerez despide la primera mitad del año con una estrepitosa caída del 15%, que en volumen representan unos 350.000 litros menos sobre unas salidas totales de casi dos millones de litros. Si en el vino el principal obstáculo en las ventas de enero a junio es Alemania, en el caso del condimento jerezano el retroceso cabe atribuirlo al pinchazo de España, que se deja casi un 29% en la primera mitad del año, seguida de Francia, que pierde más de un 9%.

En los dos principales destinos del vinagre de Jerez, que suman 1,7 millones de litros, se dejaron de comercializar en el primer semestre algo más de 400.000 litros, por lo que el resto de los mercados salda los seis primeros meses del año con un ligero incremento de 50.000 litros.

En el acumulado del último año, la caída global se suaviza al 9,33% y mantiene a los mismos protagonistas, es decir, España y Francia, que ceden un 18 y 6,5%, respectivamente. El volumen de las ventas de los doce últimos meses sigue estando por encima de los cuatro millones de litros, de los que 3,8 millones salen con destino a los mercados francés y nacional.

Al contrario del vino, la primavera juega una mala pasada al vinagre, cuya caída se concentra en los meses de abril y mayo. El verano, época propicia para las ensaladas, arranca con un ligero aumento de las ventas del condimento.

Al margen del fuerte descenso en la comercialización, la mayor desde que en el año 2000 entró a formar parte de los productos con Denominación de Origen amparados por el Consejo Regulador, en las estadísticas del vinagre de Jerez llama poderosamente la atención el desplome de las ventas a granel, que se dejan más de un 21% en el primer semestre y casi un 15% en el último año.

El vinagre embotellado, que es sinónimo de mayor valor añadido para la zona, no sólo se salva de la caída, sino que cierra ambos periodos con incrementos superiores al 2%, lo que no deja de ser una buena noticia para los operadores del Marco de Jerez, que en su día se marcaron plazos para la supresión de las ventas a granel, aunque el proceso se vio interrumpido por la crisis económica.

Parece, sin embargo, que el mensaje caló en los mercados y la inercia se mantiene, lo que en cierta manera puede explicar la caída de ventas, a la que relega a un segundo plano el aumento de las salidas del embotellado, que generan riqueza y empleo.

En la distribución de las ventas por tipos, el vinagre embotellado representa ya la mitad del granel con 0,6 millones en el primer semestre y 1,3 millones en los doce últimos meses frente a los 1,3 y 2,6 millones comercializados sin botella.

Los condimentos dulces también evolucionan al alza con un aumento en la primera mitad del año del 7,5% y 17.820 litros, de los que 17.400 corresponden al vinagre al Pedro Ximénez (+6,12%) y 412 litros al vinagre al moscatel (+144,71%). La subida en el acumulado del último año duplica a la del primer semestre, con un 15% más de ventas y casi 41.000 litros entre las dos especialidades de condimentos jerezanos balsámicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios