Jerez

Los vocales del vino se ahorran pasar por las urnas para su proclamación

  • Las elecciones del Consejo Regulador se deciden en candidaturas únicas para todos los censos

Fachada principal de la sede del Consejo Regulador del vino. Fachada principal de la sede del Consejo Regulador del vino.

Fachada principal de la sede del Consejo Regulador del vino. / Miguel Ángel González

La junta electoral de la Denominación de Origen procederá el próximo viernes a la proclamación de los candidatos a vocales del pleno del Consejo Regulador tras confirmarse ayer que no será necesario celebrar las elecciones al contar todos los censos con candidaturas únicas tras la renuncia de Caydsa a recurrir ante la junta territorial el rechazo a su candidatura por las pequeñas bodegas.

El mismo viernes, la junta electoral decidirá si adelanta la fecha del pleno de constitución, inicialmente previsto para el 6 de octubre, pero que podría celebrarse a finales de septiembre, sesión en la que tomarán posesión los veinte nuevos vocales, repartidos entre los seis de las cooperativas, cinco de los viñistas independientes de Asevi-Asaja, cinco de Fedejerez, dos de la Asociación de Bodegas de Sanlúcar, uno de José Estévez y uno de la Asociación de Vinagreros Jerezanos (Asevijerez).

El nuevo reparto sitúa a las cooperativas agroalimentarias como principal fuerza del pleno con seis vocales -cinco del censo A dentro del sector productor donde ganan una vocalía tras el redondeo en función de la superficie de viñedo de su propiedad y un sexto por el censo de las pequeñas bodegas, dentro del sector comercializador-. Además, las cooperativas cuentan para la defensa de sus intereses con el apoyo de un séptimo vocal, el del Vinagre, representado por Asevijerez con el aval de Díez Mérito -bodega que regenta el presidente de las cooperativas del Marco-.

Los viñistas independientes de Asevi-Asaja logran finalmente cinco vocalías, tanta como candidaturas presentaban por el sector productor pero una menos de las que ocupaban en el mandato que ahora expira y que pasa a las cooperativas por el ya reseñado redondeo.

Fedejerez, que siempre ha ostentado hasta ahora la mayoría en el pleno, ve reducida su representación de ocho a cinco vocales tras la pérdida del sillón del Vinagre, la cesión de una segunda vocalía para los manzanilleros y la ruptura con José Estévez, que tras su abandono de la patronal bodeguera mantendrá un vocal en el pleno como independiente.

Las bodegas sanluqueñas, nuevamente unidas tras la creación de la Asociación de Bodegas de Sanlúcar, ven contarán en el pleno con dos vocales de la Manzanilla -hasta ahora ocupaban sólo un sillón- de acuerdo con el crecimiento del porcentaje de las ventas de este vino sobre las salidas totales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios